Jueves, 29 de Febrero 2024

¿Sufres de estrés? Puedes tener herpes

Una de las muchas complicaciones derivadas de los periodos de estrés, es la explosión de este hongo

Por: SUN .

El estrés es una de las afectaciones psicológicas más comunes entre los ciudadanos. ESPECIAL / Pexels Tim Gouw

El estrés es una de las afectaciones psicológicas más comunes entre los ciudadanos. ESPECIAL / Pexels Tim Gouw

El estrés es la respuesta psicológica y específica del organismo ante un estímulo que detona preocupación, tristeza o miedo. Hay muchas enfermedades que derivan de él, como lo puede ser el herpes zóster.

Algunas de las consecuencias principales de llevar un ritmo de vida acelerado son: alteraciones del sueño, disfunción sexual, deterioro en las relaciones familiares, laborales o sociales, y debilitamiento de la salud.

De acuerdo con Medline Plus, el cuerpo reacciona al estrés mediante la liberación de hormonas que hacen que el cerebro este en alerta, provocan tensión muscular, aumentan el ritmo cardíaco y disminuye la respuesta del sistema inmunológico.

El herpes zóster, conocido como culebrilla, es el efecto de un manejo inadecuado de la tensión física y emocional, señaló el doctor Gerardo Medina Gálvez, coordinador de Programas Médicos de la Dirección de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por lo general, el herpes zóster es benigno, pero la secuela más seria es el dolor que afecta cualquier parte de la cara, el ojo, la córnea o el cerebro. Además, la fatiga crónica, el cansancio extremo o la ansiedad incrementan las probabilidades de padecerlo.

El especialista del IMSS detalla "el herpes zóster es una infección viral, del mismo grupo que provoca la varicela, que causa una reacción en la piel sumamente dolorosa".

El herpes zóster genera sarpullido, enrojecimiento, adormecimiento, hormigueo y posteriormente ampollas o vesículas que se rompen y forman costras, las cuales resultan molestas incluso a la hora de vestirse o bañarse.

¿Cuáles son los síntomas principales?

Los síntomas del herpes zóster son inespecíficos al principio, pero a medida que avanza la infección los pacientes suelen experimentar:

  • Sensibilidad al tacto.
  • Ampollas voluptuosas.
  • Ardor.
  • Fiebre.
  • Malestar general.

El tratamiento para curar el herpes zóster incluye la ingesta de antivirales, ungüentos tópicos, mejorar la alimentación y desarrollar técnicas para el control del estrés, detalla el IMSS.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones