Jueves, 02 de Diciembre 2021

Kasparov, el ajedrez ante los excesos de internet

El legendario ajedrecista alerta sobre los peligros de regulaciones laxas en el mundo digital

Por: AFP .

Como campeón mundial, Kasparov perdio ante Deep Blue, la computadora de IBM pionera en la inteligencia artificial. EL INFORMADOR/Archivo

Como campeón mundial, Kasparov perdio ante Deep Blue, la computadora de IBM pionera en la inteligencia artificial. EL INFORMADOR/Archivo

Está considerado el mejor jugador de ajedrez de la historia pero perdió contra una computadora cuando la inteligencia artificial daba sus primeros pasos. Hoy, Garry Kasparov teme que los gigantes digitales mermen las libertades individuales y pide que "rindan cuentas".

En una entrevista con motivo del Web Summit que se celebra en Lisboa, el exjugador ruso, retirado desde 2005, pidió un "debate público serio en un mundo libre" que tenga como resultado "recomendaciones para los gobiernos".

La finalidad es dar una respuesta ante estos desafíos, en un momento en que la inteligencia artificial llega de muchas maneras a nuestra vida diaria.

Kasparov acaba de publicar un libro, editado por la empresa de ciberseguridad Avast, de la que es embajador, en el que reúne sus crónicas de cinco años dedicadas al precario equilibrio entre la inexorable innovación tecnológica y el respeto a las libertades individuales.

"Son los gobiernos quienes hacen las leyes para obligar a las empresas a hacer lo que hay que hacer para minimizar los daños", afirmó.

"El problema es que el público no tiene aún una idea clara de la dirección que tomamos porque los gobiernos consideran las grandes tecnologías como una fuente de ingresos", dijo, lamentando el peso creciente de las 'fake news' o desinformación.

En un momento en que Facebook está acusado de priorizar por sus ganancias y poner en segundo plano la seguridad y bienestar de sus usuarios y la lucha contra la desinformación, Kasparov exige que los gigantes del mundo digital "rindan cuentas".

"El problema con Facebook o Twitter es que no tenemos ninguna transparencia en la forma en que hacen funcionar las empresas", lamenta. "Para mí, la clave es la moderación. Si les forzamos a ser transparentes y entendemos cómo funcionan, podremos evitar numerosos abusos", agregó el exjugador de ajedrez, de 58 años, que vive en Estados Unidos.

Pero los intentos de regular a estos gigantes de internet, como el de la Unión Europa con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), ¿acaban siendo una lista de buenas intenciones que se queda en el papel?

"Pueden tener normas sobre protección datos en Europa o en Estados Unidos, pero a las empresas chinas les da igual y el gobierno ruso se burla de esto. El mundo está dividido entre el mundo libre y el que no lo es", zanjó Kasparov.

"Y desgraciadamente, el mundo no libre es mayor. Representa el 60% (del planeta) si consideramos que India es democrático. Y si ponemos en duda que lo sea, este porcentaje es aún mayor", agregó.

Kasparov también se hizo famoso por jugar al ajedrez contra Deep Blue, la supercomputadora de IBM que marcó los primeros pasos de la inteligencia artificial a finales de los años 90.

El ruso derrotó a la computadora en 1990, pero perdió ante Deep Blue un año después. Fue la primera victoria de la máquina contra la inteligencia humana en un juego. Desde entonces, los progresos han avanzado a paso de gigante y la tecnología suscita promesas y miedos en los ámbitos económico y social.

"Será doloroso. No cabe duda. No quiero parecer insensible, pero habrá gente que perderá su trabajo. Pero hay que mirar a la situación en su conjunto: la humanidad gana con lo que aportan las nuevas tecnologías", concluyó.

Tapatío

Temas

Lee También