Viernes, 05 de Junio 2020

Coronavirus no viaja libremente por el aire, sino en gotas: OMS

En un estudio explica las posibles formas en que la enfermedad se contrae y cómo no puede transmitirse

Por: SUN

La transmisión se hace posible de una persona a otra, por medio de las gotitas respiratorias y al entrar en contacto de una superficie en que ha quedado impregnado el virus. AFP / ARCHIVO

La transmisión se hace posible de una persona a otra, por medio de las gotitas respiratorias y al entrar en contacto de una superficie en que ha quedado impregnado el virus. AFP / ARCHIVO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó por medio del informe titulado "Modos de transmisión del virus que causa la COVID-19", las posibles formas en que se contrae y cómo no puede transmitirse.

El estudio explica que las infecciones respiratorias se transmiten a través de gotas de tamaños variables.

Se conocen como "gotitas respiratorias" cuando su tamaño supera de cinco a 10 micras de diámetro y cuando son más pequeñas a las cinco micras se determinan como "núcleos de gotas".

De acuerdo con las evidencias que hasta ahora han podido estudiarse entorno al  coronavirus, su transmisión se hace posible entre una persona a otra, por medio de las gotitas respiratorias y por vías de contacto y al entrar en contacto de una superficie en que ha quedado impregnado el virus.

AFP / ARCHIVO

En un análisis realizado en China, donde se examinó el diagnóstico de 75 mil 465 casos por SARS-CoV-2 no se encontró que ningún vínculo con transmisión por el aire.

La transmisión de contacto directo se efectúa por pequeñas gotas y ocurre cuando una persona se encuentra a menos de un metro de otro alguien con síntomas respiratorios, tos o estornudos. La persona sana está en riesgo de contraer el virus por medio de las mucosas (boca y nariz) o mediante de la conjuntiva del ojo, expuesta a las gotitas respiratorias potencialmente infecciosas.

Otra forma de contagio es a través de "fómites", objetos contaminados con el patógeno, ubicados en el entorno inmediato del sujeto infectado, es decir, la transmisión es de tipo indirecta.

Existe una diferenciación entre la transferencia aérea y la transmisión de gotas, ya que la primera se refiere a la presencia de patógenos dentro del núcleo de las gotas, menores de cinco micras, prevalecientes en el aire durante largos periodos de tiempo y transmisibles a más de un metro de distancia.

Esa transmisión aérea se hace posible en entornos específicos donde se trabaja con procedimientos o tratamientos generadores de aerosoles, tales como intubación, administración de tratamiento nebulizado, ventilación no invasiva de presión positiva, traqueotomía y reanimación cardiopulmonar, entre otros.

Sin evidencias de transmisión fecal-oral

Según la OMS, hasta la fecha, no hay informes de transmisión fecal-oral del virus COVID-19, sin embargo, sólo un estudio ha observado el coronavirus a partir de una sola muestra de heces.

Por otra parte, algunas publicaciones científicas han proporcionado pruebas iniciales sobre la detección del virus en el aire, pero estos hallazgos preliminares hay que interpretarlos con mucho cuidado, informó el organismo de salud.

En el "New England Journal of Medicine" se evaluó la presencia del virus en superficies. Los investigadores generaron aerosoles con el uso de un nebulizador de tres chorros y un "tambor" en condiciones controladas de laboratorio.

Sin embargo, esta es una máquina de alta potencia no puede reflejar el impacto de la tos humana real, aseguró la OMS.

EFE / ARCHIVO

El ácido ribonucleico (ARN) de COVID-19 no se detectó en muestras de aire, hechas por un estudio.

La OMS informó que conoce otros estudios que han evaluado la presencia de ese ARN vírico en muestras de aire pero aún no se han hecho públicas.

Para determinar esta hipótesis se necesita de más observación e investigación, por ejemplo en muestras de aire de habitaciones de pacientes donde no hay procedimientos o tratamientos de apoyo que generen los aerosoles.

En contraparte, la OMS publicó un tuit donde insiste en que el coronavirus no se transmite libremente por el aire, sino a través de las gotas que generan las personas infectadas cuando tosen, estornudan o hablan. Esas gotas son demasiado pesadas para quedar suspendidas en el aire: caen al suelo o las superficies.

Precaución especial en los hospitales

EFE / ARCHIVO

La OMS no cesa de recomendar sobre las sugerencias de cuidar de las gotas y el contacto al personal de la salud que atiende a pacientes positivos, especialmente cuando se realicen tratamientos de soporte, donde se producen aerosoles.

Estas recomendaciones enfatizan la importancia para los trabajadores de la salud y el uso correcto y riguroso del equipo de protección personal como mascarillas, gafas, guantes y batas.

El organismo liderado por Tedros Adhanom insiste sobre la importancia de lavarse frecuentemente las manos, toser en el codo, no tocarse ojos, nariz ni boca, así como la desinfección del entorno y el distanciamiento físico.

OF

Coronavirus

Temas

Lee También