Jueves, 01 de Octubre 2020

Cómo aumentar tu nivel de serotonina

Conoce los alimentos y hábitos que debes seguir para controlar la ansiedad y vivir en paz

Por: El Informador

Además de los productos, ejercitarse nos provee de la energía necesaria. PIXABAY

Además de los productos, ejercitarse nos provee de la energía necesaria. PIXABAY

La serotonina influye en nuestra vida, pues este neurotransmisor es responsable de múltiples acciones en nuestro cuerpo, entre las que resaltan el control sobre el apetito, el sueño, el apetito sexual y la secreción de hormonas.

Además, en coacción con la noradrenalina y la dopamina, la serotonina tiene impacto en el control de la ansiedad, sensaciones de miedo y angustia, por lo que en esta época de confinamiento es básica.

Pese a que sus procesos están en lo fisiológico, por lo regular se considera a la serotonina como un elemento de nuestro cuerpo en el que se relacionan muchas de las actitudes, emociones y acciones que rigen nuestra vida cotidiana.

La ausencia de serotonina se refleja en trastornos del sueño, obesidad, ansiedad e incluso depresión. En estos tiempos de contingencia sanitaria, es recomendable tener en cuenta el tipo de alimentos que estimulan la creación y regeneración de la serotonina natural dentro de nuestro organismo.

Son muchos los alimentos que nos acercan a la serotonina. Para la creación corporal de la serotonina es necesario un aminoácido: triptófano. Hay dos fuentes de origen animal que son ricas en triptófano: por un lado los huevos de gallina, a la par de la carne. Si se opta por la carne se recomiendan cortes magros, donde se registra más presencia de la sustancia.

Para quienes gusten de una dieta vegetariana hay más maneras de procurarnos del triptófano. Entre las fuentes más recomendables están las legumbres y cereales. Por un lado las lentejas y alubias son fuente directa del aminoácido, mientras que los cereales aportan hidratos de carbono, que favorecen la velocidad con la que el aminoácido trabaja para la creación de serotonina.

Un bocado ancestral de nuestro país es el cacao, cuyos derivados (como el chocolate) son una fuente importante de triptófano, por lo cual se le considera un alimento clásico para estimular la serotonina. A esta condición se le debe la fama de que entre los enamorados se regalen chocolates, por el efecto positivo que tiene. Por último, otro alimento sumamente recomendable para crecer la serotonina son los plátanos, que además incentivan la dopamina.

Pero como dice la clásica frase, “No solo de pan vive el hombre”: no solo de alimentos vive la serotonina. A la par de la alimentación, los niveles de serotonina (también la noradrenalina y la dopamina) entran en concordancia con los hábitos cotidianos, que también podemos variar para estimular su creación. Una actividad saludable y que muchas veces es poco ponderada en la vida actual es tomar el Sol. No necesariamente recostados en un camastro frente al mar, sino simplemente recibir la luz natural (de preferencia matutina) para que nuestro cuerpo genere vitaminas, que favorecen el metabolismo. La misma actividad física (ejercicio) es útil para este fin.

En contraparte, hay hábitos negativos que nos llevan a situaciones en las que el cuerpo no sintetiza estas sustancias de manera adecuada para lo que necesitamos. El estrés es típicamente referido como un inhibidor de la creación de cortisol y adrenalina, principalmente, que entra en juego con el triptófano y la serotonina. Para contrarrestar los efectos del estrés, una recomendación es practicar algún ejercicio, como comentábamos en el párrafo anterior: también puede ser bajo el Sol.

Temas

Lee También