Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Diciembre 2017
México | La vicefiscalía de la Zona Norte se encuentra operando con normalidad en sus áreas

Despiden con honores a policía muerto en ataque a Fiscalía en Cancún

La vicefiscalía de la Zona Norte se encuentra operando con normalidad en sus áreas operativas y administrativas

CANCÚN, QUINTANA ROO (18/ENE/2017).- El policía ministerial Humberto Mora Ochoa, quien falleció durante el ataque perpetrado ayer por sujetos a bordo de motocicletas y camionetas a la Fiscalía General de Quintana Roo, fue despedido hoy con honores en la explanada de la dependencia.

Personal de la Fiscalía y el titular de la misma, Miguel Ángel Pech, rindieron homenaje de cuerpo presente a Mora Ochoa, quien contaba con 25 años de servicio en la Fiscalía y murió ayer durante los ataques con disparos y granadas al edificio, ubicado en la avenida Xcaret, esquina con Kabah.

"Que el sacrificio de nuestro compañero sirva para redoblar esfuerzos en el combate a ésta criminalidad que afecta a nuestros hijos, a nuestras familias y a toda la sociedad”, expresó el Fiscal, durante la ceremonia fúnebre.

El funcionario pidió un minuto de aplausos en memoria del agente Mora Ochoa y ofreció apoyo a su familia, ahí presente.

Informó que la vicefiscalía de la Zona Norte se encuentra operando con normalidad en sus áreas operativas y administrativas; sin embargo, el acceso a la dependencia está restringido por motivos de seguridad.

Pech exhortó a los agentes a continuar con el trabajo de investigación y acatar las indicaciones jerárquicas de los mandos superiores.

Manifestó que desde el año pasado se realizaron los trámites necesarios para que todo el personal operativo goce de un seguro colectivo, el cual en caso que sea necesario, se pueda aplicar para que ante la pérdida de la vida, la familia no quede desamparada.

El fiscal realizó un recorrido por las instalaciones para verificar la reparación de los daños ocasionados por el tiroteo y las granadas lanzadas al interior del edificio.

Al mediodía, personal de la dependencia lavaba aún los restos de sangre, que se mezclaba con el agua jabonosa sobre el suelo. En el patio de entrada se veía a simple vista el impacto de una de las tres granadas que fueron lanzadas por los atacantes.

Una de las empleadas de la Fiscalía narró a este diario los momentos de “infierno” que experimentó, mientras desde el interior, escuchaba los ataques al edificio.

“Escuchamos disparos, pero como que dudamos. De pronto, los estruendos fueron más fuertes y corrimos a resguardarnos. Fueron muchos minutos, se nos hizo una eternidad y escuchábamos que gritaban y que corrían. Temíamos que en cualquier momento ingresaran a las oficinas.

“Luego los compañeros pudieron responder, hasta que nos dijeron que podíamos salir y nos fuimos a casa (…) sí, fueron tres granadas. Fue muy lamentable. Hubo muchos gritos, mucha confusión, no sabíamos ni a quién preguntar”, narró.

Temas

Lee También

Comentarios