Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Septiembre 2018

Sufre al vecino escandaloso... y sus 17 horas de música al día

Michel padece el sonido de las pesas y su golpeteo contra el concreto desde las 06:00 horas; se ha ofrecido a comprar colchonetas para que la molestia reduzca, pero ha sido ignorada

Por: El Informador

La ley antirruido obliga a los establecimientos generadores de ruido a instalar sistemas de medición de decibeles. EL INFORMADOR/R. Bobadilla

La ley antirruido obliga a los establecimientos generadores de ruido a instalar sistemas de medición de decibeles. EL INFORMADOR/R. Bobadilla

Michel Íñiguez vive en la calle San Efrén, de la Colonia Fovissste Estadio. Junto a su casa hay un gimnasio de crossfit que produce ruidos excesivos todo el día, pues abre a las seis de la mañana y cierra a las 10 de la noche. La música y el sonido de las pesas que rebotan en el piso de concreto la persiguen a ella y a sus dos hijas de tres años.

Asegura que ha tratado de hablar con el dueño del establecimiento para pedirle que acondicione el lugar, pero no ha logrado acuerdos con él. Por esa razón, Michel ha presentado tres oficios ante la oficina de Ecología y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Guadalajara, y hasta el momento, afirma, el negocio no ha sido inspeccionado.

Incluso, al no tener respuesta por ninguna de las partes, ella misma se ofreció a instalar con su dinero una pared de tlablarroca y comprar las colchonetas necesarias para mitigar el ruido y las vibraciones. Siempre ha sido ignorada.

“No estoy en contra del negocio. Mientras esté acondicionado no hay problema, no pasa nada, todos necesitamos trabajar. Pero ni mis hijas ni yo podemos estar tranquilas y estoy segura de que esta situación la viven muchas familias que viven cerca de los gimnasios”, expresó.

Al respecto, el Ayuntamiento de Guadalajara informó que tomará medidas en el asunto, que analizará el proceso en el que se encuentran los oficios abiertos y que brindará atención al caso.

Desde el miércoles, el Congreso del Estado aprobó modificaciones a la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico para disminuir la contaminación auditiva y sancionar a los ruidosos.

Entre las disposiciones marcadas en la también conocida como ley antirruido se establece que los locales comerciales que sean considerados fuentes fijas de contaminación acústica deberán adaptar un sistema de monitoreo y medición de decibeles que muestre los niveles de emisión sonora a los que están expuestos los usuarios.

El documento también señala que los establecimientos que sean sancionados más de dos veces en un año serán clausurados y se les revocará la licencia.

Temas

Lee También

Comentarios