Domingo, 05 de Febrero 2023

Ruta 380: Esperan que con Peribús disminuyan acoso, accidentes y retrasos

Para los usuarios, la puesta en operación de este nuevo transporte es una esperanza de tener un orden en el servicio

Por: Rubí Bobadilla

Señalan como positivo que el Peribús pueda implementarse para dejar de lado los vicios de la ruta 380. EL INFORMADOR/A. Camacho

Señalan como positivo que el Peribús pueda implementarse para dejar de lado los vicios de la ruta 380. EL INFORMADOR/A. Camacho

Con la llegada del Peribús, también conocido como Mi Macro Periférico, usuarios e usuarias de la ruta 380, una de las cuales dejará de circular a partir de la puesta en operación del nuevo sistema de transporte, esperan que terminen algunas de las problemáticas principales que por años representó la ruta, como por ejemplo, acoso sexual, accidentes y retrasos, además de que esperan, mejore la seguridad respecto de las paradas del camión.

"Yo me llegué a bajar con el pantalón embarrado, otra vez me desabrocharon el brasier, a una amiga le metieron la mano por la falda"

Por ejemplo, Alejandra Álvarez, quien utilizó este medio de transporte todos los días para trasladarse del ITESO a su casa en Tlaquepaque durante cinco años, contó que era frecuente vivir situaciones de acoso sexual por parte de los usuarios hombres.

“Iba al gimnasio en la escuela, entonces traía casi siempre mallas o shorts deportivos, pero cuando me subía a ese camión lleno de hombres sudados y oliendo mal me sentía vulnerable porque sabía que tenía que pasar entre ellos para recorrerme y que me iban a repegar todo, casi siempre intencionalmente. Aunque trataba de ponerme mi mochila, a veces era imposible no sentir su cosas asquerosas, una vez hasta sentí una mano, pero aventé al hombre como pude”, contó la joven.

Al respecto de la llegada del Peribús, dijo, espera que las unidades sean más amplias que los camiones para que pueda haber más espacio entre las personas y que pasen frecuentemente para evitar que vayan tan llenos como la ruta 380, o alguna medida “que al menos se garantice que no haya tanto acoso”, además de disminuir los peligros del 380 cuando sus conductores manejan a exceso de velocidad e incluso, jugando “carreritas”.

Cecilia Chávez lo tomaba desde Periférico y Guadalupe hasta El Mante, alrededor de las seis de la tarde, horario en el cual usualmente es abordado por trabajadores de distintas industrias, que, señaló, la hacían sentir vulnerable más allá del tener que cuidar sus pertenencias debido a las miradas lascivas y los comentarios que recibía, así como de los “repegones” que le daban.

“Todos los camiones pasaban llenos, era casi imposible abordar, y si las chavitas que como yo salían de la Universidad estábamos dispuestas a subirnos así de apretadas, era un peligro. Yo me llegué a bajar con el pantalón embarrado, otra vez me desabrocharon el brasier, a una amiga le metieron la mano por la falda, estaba feo, la cosa con ese camión siempre ha sido muy grave”, contó Cecilia.

Por ello, dijo, espera que con la llegada del Peribús haya más agilidad para abordar y descender y que disminuya el tiempo de espera para que las unidades no vayan llenas y disminuyan los riesgos que a ella le tocó vivir.

Bruno Flores es un joven que para ir a su universidad toma la ruta 380 desde Mariano Otero hasta Belenes. Para él, además del acoso sexual hacia las mujeres, entre los principales problemas que existen en esta ruta y que le ha tocado presenciar es que las unidades siempre van a sobrecupo y que las máquinas de pago no funcionan o no dan boleto, además de que la ruta se vuelve muy peligrosa por ir a alta velocidad, por lo cual espera que con la llegada de Mi Macro Periférico se tenga mayor control en este tipo de situaciones.

“Se esperaría que haya suficientes unidades que pasen constantemente, que sean más grandes para poder mover a todo el flujo de gente que utiliza ese camión. También que al circular en horarios específicos para que la gente tome su tiempo y sepa exactamente a qué hora va a pasar, que no haya inconvenientes con el carril exclusivo para poder llegar a tiempo y que no se atasque en el tráfico. También se espera que haya más seguridad en las estaciones, porque usualmente estamos expuestos a los peligros del Periférico cuando esperamos las unidades”, contó Bruno.

Rito Acosta es usuario de la ruta 380-A. Para él, la puesta en operación del Peribús es una esperanza de tener un orden en el servicio de transporte, pues dijo, los conductores suelen no respetar las paradas del camión y suben o dejan pasaje donde ellos prefieren. “El gobierno establece las paradas y no las respetan, entonces si yo ya voy tarde porque el camión tardó en pasar, y todavía no se paran donde es, pues ya me hizo llegar más tarde. En cambio con este nuevo sistema pues ya sabemos que sí se va a parar donde debe ser porque están las estaciones establecidas”, expresó Rito.

Por último, Eduardo Pérez, señaló que ve como positivo que el Peribús pueda implementarse para dejar de lado los vicios de la ruta 380 y sus agregadas ya que, consideró, el carril confinado y el acceso con puertas elevadas darán más agilidad al servicio “incluso superior a un automóvil, y a menos precio del pasaje en comparación con la gasolina”.

De acuerdo con registros hemerográficos de este medio de comunicación, la ruta 380 se ha encontrado dentro de las rutas más peligrosas al verse involucrada, frecuentemente, en percances viales y accidentes con muertes, según estudios de la Secretaría de Vialidad y Transportes y la Secretaría de Movilidad, ahora llamada simplemente Secretaría de Transportes.

La ruta también ha sido señalada en estudios de la Instituto Jalisciense de las Mujeres (ahora Secretaría de Igualdad entre Mujeres y Hombres) por ser una de las rutas donde se da la mayoría de los casos de acoso hacia las mujeres, que va desde las frases sexuales hasta los tocamientos o insultos.

JM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones