Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Noviembre 2019

“Los seguiremos buscando; después viviremos en eterna agonía”

Familiares de desaparecidos llegan al IJCF con la esperanza de encontrar a quienes les faltan

Por: Ilse Martínez

Malena Calderón, junto a su hermana Hilda, busca conocer el paradero de su padre y su hijo. EL INFORMADOR / A. Camacho

Malena Calderón, junto a su hermana Hilda, busca conocer el paradero de su padre y su hijo. EL INFORMADOR / A. Camacho

"Sí quiero ver los cuerpos de los tráileres, pero no porque quiera sacar de aquí a mis familiares, sino están, aún tengo una esperanza de vida. Los seguiremos buscando  hasta donde se pueda, que ellos sepan que no los olvidamos, aunque después viviremos en eterna agonía", dice Malena Calderón. Quiere conocer el paradero de su padre y su hijo, a quienes vieron por última vez el 2 de marzo de 2016, en Tesistán, Zapopan. Dice que aunque sonríe, siente que está muerta.

Hilda acompañó a su hermana a buscar a su padre y su sobrino. El Informador / A. Camacho

Este lunes, la mujer llegó desde temprano al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) para pedir que le enseñaran la ropa de los 444 cadáveres que resguarda el Instituto, de los cuales, 273 cuerpos recorrieron tres municipios de la metrópoli en un tráiler.
 
En el IJCF le dijeron que tenía que ir por un documento a la Fiscalía General del Estado (FGE). Así que tuvo que ir y regresar más tarde. Su hermana Hilda hizo guardia. Las dejaron pasar después de mediodía.
 
Les pidieron que se pusieran un cubre bocas antes de entrar. Salieron una hora más tarde y se sentaron en una banca del exterior del Instituto, que expedía olores fétidos. Malena contó que le dieron una ficha y que en el interior había mucha gente. Le pidió a su marido que se fuera porque aquello "iba para largo". 
 
Ninguno de los tres había desayunado. Explicó que a veces no tenían dinero ni para trasladarse. Le daba rabia tanto papeleo, tanta burocracia. Un sistema obsoleto y retrógrada. Cuánta barbarie y trato inhumano. Cuando se quedó sin adjetivos le brotaron las lágrimas.
 
La mujer indicó que sus familiares desaparecieron en 2016 pero solamente le dejaban ver carpetas de personas desaparecidas en fechas recientes. Aseveró que se cotejaban datos... "ni fotos, ni ropa, ni nada, nada, nada". Incluso, señaló que le entregaron los primeros resultados de ADN un año y medio después de que se los tomaron.  
 
"Tuvieron que pasar dos años y medio desde la desaparición de mis familiares y apenas ayer, con el escándalo, me dejaron ver carpetas de 2016. Si desde un principio ellos hubieran trabajado como se debe, no tuvieran este rezago de cuerpos", lamentó Malena.

-----------------------------------------------------------------

María acudió al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses en vano. Como tantas otras veces. Aunque contó que tiene que trabajar y atender a su esposo, tenía la esperanza de encontrar más datos que la acercaran a conocer el paradero de su hijo de 26 años, a quien vieron por última vez en una colonia de Tlajomulco.

"Mi marido no camina, usa pañal desde hace siete años, mi niño es un niño sano, que me ayudaba, mi brazo derecho. No entiendo por qué tanta injusticia", comentó María.

El Informador / A. Camacho

La mujer lloró porque le mostraron las mismas imágenes que desde hace año y diez meses. La vida se le va entre las visitas que hace al IJCF. Y su trabajo. Las ojeras debajo de su mirada delatan su desgaste. Pese a ello, sostuvo que volverá cada que se entere de cuerpos encontrados en la metrópoli. 
 
Recalcó que es inadmisible el trato que se le da a los cadáveres. "Ni a los animales los pasean así. Siento que el mismo gobierno está con los que hacen esto tan horrible".

 --------------------------------------------------

Laura Verónica también fue al Instituto cuando se enteró del escándalo de los cuerpos en un tráiler.
 
Su hermano desapareció hace seis años, en un camino rumbo a Tamazula de Gordiano. Llevó su denuncia, acta de nacimiento y fotografías de su ser querido. Tiene la esperanza de un progreso en el caso.

Pero como las demás mujeres, se fue con más dudas que respuestas. "En cuanto ocurren hechos como lo de los tráileres venimos a ver qué encontramos, pero hasta ahorita seguimos sin saber nada".

LS

Temas

Lee También

Comentarios