Martes, 02 de Junio 2020

Familiares denuncian contagio masivo en Penal Federal

Solicitan que los internos accedan a una prueba por COVID-19, a medicamentos para mitigar los malestares y que les trasladen a los graves a un centro de salud

Por: Siboney Flores

Los manifestantes señalan que a finales de marzo entregaron solicitudes a la autoridad para poder entregar material de limpieza a su reo, pero la solicitud les fue rechazada. EL INFORMADOR/F. Atilano

Los manifestantes señalan que a finales de marzo entregaron solicitudes a la autoridad para poder entregar material de limpieza a su reo, pero la solicitud les fue rechazada. EL INFORMADOR/F. Atilano

EL INFORMADOR/F. Atilano

EL INFORMADOR/F. Atilano

Familiares de internos del Penal Federal en Puente Grande se manifestaron a las afueras de las instalaciones y denuncian que sus internos están contagiados pero nadie les otorga atención médica.

“Los están dejando morir y lo único que hacen es arrojarle comida a la celda”

Los familiares (en su mayoría esposas o madres) explican que el Servicio Social que debe informar sobre el estado de salud sólo dice que “el interno no está en la lista de contagios”, pero que por llamadas telefónicas los reos manifiestan tener síntomas de COVID-19

“Mi esposo me marcó muchas horas después de lo habitual, se escuchaba muy mal, me dijo que se sentía mal pero que no les prestaban atención y nadie les revisaba” comentó una de las manifestantes.

Los familiares solicitan que los internos accedan a una prueba  por COVID-19, en caso de ser positivos les otorguen medicamento para mitigar los malestares y si se encuentran en condición grave les trasladen a un centro de salud.

“Nosotros tenemos conocimiento por los internos que los trabajadores no portan cubrebocas, que a ellos (internos) les dan un cubrebocas cada 15 días y en general no hay limpieza en las zonas, a nuestros familiares no les han aislado pero tienen síntomas, es claro que esto es un contagio masivo, pero no lo quieren aceptar” señaló otra de las manifestantes.

Los manifestantes también indicaron que a finales de marzo entregaron peticiones a la autoridad para poder entregar material de limpieza a su familiar, pero la solicitud les fue rechazada. “Desde ese entonces que no les podemos ver” comenta otra manifestante.

Durante su espera a lo largo de siete horas, las familias no fueron atendidas por ninguna autoridad del Penal Federal. Solamente una servidora social les comentó que “todos los internos están bien, sólo son nervios porque saben que hay casos de COVID-19”.

Familiares niegan contagio a propósito

Las familias niegan lo dicho por autoridades del Centro Federal de Reinserción Social Dos sobre un intento de contagio masivo para que un juez emita la orden de confinamiento domiciliario conforme la Ley de Amnistía que entró en vigor el 21 de abril.

“Nos parece indignante lo dicho, ninguno arriesgaría la vida porque con el contagio no se sabe si puedes sobrevivir o morir, es ilógico, la crisis humanitaria por la que atraviesa el CEFERESO 2 es producto de negligencia, incapacidad y deshumanización de Salvador Almonte Solís, director del penal y de administrativos que lo integran”.

Penal Federal tarda en informar sobre enfermo; familia lo encuentra en el hospital

El 12 de febrero, José (nombre ficticio) pidió una llamada para avisarle a su esposa que se sentía muy mal. “Él ya no podía hablar, así que pidió que su hermano y otro compañero me explicaran que estaba muy mal, me dijeron que había muchos enfermos en un área especial, pero que a mi esposo lo mantenían en la misma celda”.

Mary no lo pensó, el 13 de mayo salió de Tampico para buscar información. “Cuando llegué al Penal Federal, al principio me decían que no me podían dar información, luego que estaba bien y finalmente excusaron que no me habían dicho nada porque hubo un error en un cambio de turno pero que mi esposo estaba delicado y lo iban a llevar al hospital”.

A Mary ya no le dieron más información al respecto. Durante todo ese día, recorrió hospitales con atención COVID-19 preguntando una y otra vez por su esposo, y fue en la madrugada del 14 de mayo que personal de un hospital le confirmó que sí estaba ingresado.

“Obviamente no me pudieron dar más detalles, me dijeron que eso debía verlo con las autoridades del penal pero la autoridad  nunca me contestó. Como metí una denuncia en Gobernación, el Penal al ser cuestionado sobre mi caso dijo que sí me mantenía al tanto, y ese mismo 14 por la tarde me informaron que mi esposo estaba delicado pero estable y fue lo único”.

Hoy le avisaron que su esposo se encuentra “grave pero estable y que lo intubaron”. Para Mary, la falta de comunicación del penal le parece una deshumanización. “Si dicen que mi marido se murió, ¿cómo en realidad voy a saber qué es cierto? ¿Le voy a poder ver? ¿Por qué no me actualizan de su estado de salud? ¿Por qué no contestan?”

NR

Coronavirus

Temas

Lee También