Martes, 06 de Diciembre 2022

Rogelio Orozco celebrará el Día del Padre multiplicado por 11

Es el capitán de bomberos en Zapopan, pero terminando su turno lo esperan 10 hijas y un hijo en casa: Rogelio Orozco Aguirre es un papá activo que celebrará el Día del Padre multiplicado por 11

Por: Ernesto Gómez

Rogelio Orozco Aguirre combina su trabajo, como capitán de bomberos en Zapopan, con la crianza de sus 11 hijos. EL INFORMADOR

Rogelio Orozco Aguirre combina su trabajo, como capitán de bomberos en Zapopan, con la crianza de sus 11 hijos. EL INFORMADOR

Cada que termina su guardia de 24 horas como bombero, lo único que quiere hacer Rogelio Orozco Aguirre es llegar a casa a ver a sus hijos. Pero no son dos, ni tres, ni cinco. Sus 11 hijos esperan siempre al capitán de bomberos en Zapopan.

Orozco Aguirre, de 37 años, contó que puede ser él mismo, combinar su trabajo y disfrutar a su familia porque cuenta con el apoyo de su esposa Blanca.

“Me siguió en mis locuras Blanca mi esposa dejó que continuara de bombero. Desde que éramos novios decidimos tener familia numerosa, no esperábamos muchos, cinco o seis hijos, al final la vida nos llevó a tener 11”.

Cuando sale de sus guardias de 24 horas como bombero, anhela llegar a casa a cuidar a sus hijas e hijo. EL INFORMADOR

En su cuenta de Instagram presume a su familia: 10 hijas, un hijo, su esposa y su padre que vive con ellos. Su hija la mayor tiene 21 años y la más chica apenas dos. Se trata de Zyanya Alejandra, de 21 años; Carmen Nochipa, de 20; Guadalupe Tzitzitlini, de 18; Monserrat Ichcati, de 16; Pilar Itzel, de 15; Tonantzin Loreta, de 13; Santiago Iztac, de 10; Sara Clementina, de ocho; María Goretti, de seis; María José, de cuatro, y María Isabel, de dos.

Rogelio con sus 11 hijos arriba del camión de bomberos en una de las visitas que le realizan cuando es difícil verlo por sus guardias. EL INFORMADOR

“He tenido que compaginar mi trabajo de bombero como padre de familia, no es fácil, es difícil, arduo, no es más de lo que hace cualquier otro papá, desde el que tiene un hijo o hasta el que tiene tres, trabajar, amar a mi familia, apoyar con las responsabilidades del hogar, labores de los hijos, ser divertido”, comentó.

Para el “tragahumo”, el secreto de que su familia siga unida está en no convertirse en un objeto, sino en un padre activo a pesar del cansancio, pues contó que comparte momentos, juegos y dinámicas familiares cada que regresa a su hogar.

“Es todo un malabar, y les sucede a todos los trabajadores de emergencia o aquellos que tienen turnos completos: tu día se acaba a las 8 de la mañana y llegas a tu casa donde la familia tiene una dinámica a la que te tienes me meter, tú tienes que adaptarte y ser parte de la familia, no esperar que el mundo se detenga porque papá viene cansado, o porque papá tuvo un mal día”.

Añadió que luego pasa que “te conviertes en el mueble de la casa que no hay que tocar: No hagas ruido porque papá está dormido, váyanse a jugar a fuera porqué papá viene cansado, entonces te vuelves un objeto valioso que nadie usa. Tienes que renunciar a tu descanso para ser parte de la dinámica y ser divertido”, dijo.

Se ha perdido fechas importantes

Rogelio señaló que uno de los mayores sacrificios como rescatista es perderse eventos familiares importantes.

Me pierdo días festivos, me pierdo cumpleaños, festividades en la escuela, Año Nuevo, Navidad. Afortunadamente mi esposa es muy inteligente y ha sabido compaginar eso: por ejemplo cuando me toca trabajar en día festivo, como en Año Nuevo, se da tiempo para venir al cuartel. Algunas navidades ha venido, se organiza con otras esposas y se festejamos rápidamente, ya así no pasa desapercibido”, dijo.

Pero mañana 19 de junio, Día del Padre, será distinto. No tendrá guardia y podrá pasar el día con todos sus hijos.

Rogelio y su familia en un festejo en su casa. EL INFORMADOR

Saca a su familia con dos trabajos

¿Cómo le hace Rogelio Orozco para mantener a una familia numerosa? A esa pregunta respondió que, además del sueldo de bombero, le da mantenimiento a un hogar.

“Como padre de familia haces lo imposible, tengo dos trabajos, el de bombero y un segundo trabajo donde doy mantenimiento a una casa de estudiantes”.

Explicó que en algunas temporadas ha agarrado hasta tres trabajos y “chambitas” los fines de semana.

Para arrimar algo a la casa, no lujos, lo necesario, no hago nada que no haría un buen padre. Ese esfuerzo es parte del amor de padre, no es nada más el ser proveedor, ser más que eso, el cariño que le pones a cada centavo. Los hijos buenos saben responder a ese sacrificio del padre”.

Dijo que les explica a sus hijas e hijo la importancia de cada peso, y que cada gasto en lo particular debe ser bien aprovechado.

Orozco aparte de bombero es ingeniero civil graduado en la Universidad del Valle de México (UVM).

Rogelio es el capitán de Bomberos de Zapopan y tiene un segundo trabajo, pero se organiza para ser un padre activo en la crianza de sus hijos. EL INFORMADOR

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones