Jueves, 18 de Julio 2024

Colapsa presa en Ucrania y causa catástrofe ecológica

Moscú y Kiev se culpan mutuamente por el daño, el torrente ha golpeado a más de 100 poblados, gran parte de la zona agrícola y al ecosistema

Por: El Informador

Se está produciendo un desastre ecológico. Ecosistemas se destruirán en las próximas horas, dicen expertos. EFE

Se está produciendo un desastre ecológico. Ecosistemas se destruirán en las próximas horas, dicen expertos. EFE

El muro de una importante represa en una zona del sur de Ucrania controlada por Moscú se derrumbó ayer y provocó inundaciones, puso en peligro a la mayor central nuclear de Europa y amenazó el suministro de agua potable. Mientras, funcionarios de ambos bandos se apresuraban a evacuar a los residentes y se culpaban mutuamente del suceso.

Ucrania acusó a las fuerzas rusas de volar la represa y central hidroeléctrica de Kakhovka, en el río Dniéper, mientras que los funcionarios rusos culparon a los ataques militares ucranianos en la región en disputa. No fue posible verificar las acusaciones.

Funcionarios rusos y ucranianos hablaron de “desastre ecológico” y “acto terrorista” para describir el torrente de agua que salía del dique roto, cuya represa es una de las más grandes del mundo. El presidente ucraniano Volodimir Zelenski dijo que fue “el desastre ambiental causado por el hombre en Europa más grande de las últimas décadas”. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que fue una “catástrofe humanitaria, económica y ecológica monumental” y una “nueva consecuencia devastadora de la invasión rusa de Ucrania”.

Las consecuencias medioambientales y sociales ocasionadas por el desastre quedaron claras rápidamente cuando las viviendas, las calles y los negocios empezaron a inundarse río abajo y los equipos de emergencias iniciaron los desalojos; los funcionarios se apresuraron a revisar el sistema de refrigeración de la central nuclear de Zaporiyia y las autoridades se mostraron preocupadas por el suministro de agua potable en zonas bajo control ucraniano o ruso.

Las autoridades rusas y ucranianas enviaron trenes y autobuses para transportar a los habitantes a lugares seguros. Unas 22 mil personas viven en zonas bajo control ruso en riesgo de sufrir inundaciones, mientras que 16 mil viven en la zona de mayor peligro del territorio controlado por Ucrania, según cifras oficiales. Ninguno de los bandos informó de muertos o heridos.

Una foto satelital de Planet Labs PBC analizada mostraba un hueco en el dique de más de 600 metros.

En medio de la indignación institucional, Zelenski dijo que convocó una reunión urgente del Consejo de Seguridad Nacional. Según afirmó, las fuerzas rusas provocaron una explosión dentro de la estructura de la represa a las 2:50 de la madrugada y unos 80 asentamientos estaban en peligro.

Pero el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó el incidente como “un acto deliberado de sabotaje del bando ucraniano (...) destinado a cortar el suministro de agua a Crimea”.

Las dos partes advirtieron de un desastre medioambiental inminente. La Oficina Presidencial ucraniana indicó que la maquinaria de la represa vertió alrededor de 150 toneladas métricas de petróleo y que podrían filtrarse otras 300 más.

El Ministerio del Interior ucraniano pidió a los residentes de 10 localidades en la margen derecha del río y de partes de la ciudad de Jersón que reúnan sus documentos esenciales y a sus mascotas, apaguen los electrodomésticos y se marchen, al tiempo que advirtió sobre posible desinformación.

AP

Ucrania controla cinco de las seis represas a lo largo del río Dniéper. EFE

¿Por qué es importante la presa?

La presa de 30 metros de altura y la central hidroeléctrica de Kajovka están ubicadas a unos 70 kilómetros al este de la ciudad de Jersón, un epicentro del conflicto en una región que Rusia ha declarado como anexada pero que no controla por completo.

Junto con la central hidroeléctrica, la represa ayuda a proporcionar electricidad, agua para riego y agua potable a una amplia franja del sur de Ucrania, incluida la Península de Crimea, que fue anexada ilegalmente por Rusia en 2014.

La enorme zona agrícola de Ucrania, que está alimentada parcialmente por el río Dniéper, es vital para los suministros mundiales de grano, aceite de girasol y otros productos alimenticios. Los precios del trigo y del maíz a nivel internacional subieron ayer por temores de que la producción pudiera verse interrumpida.

El nivel del agua no comenzaría a bajar hasta pasados entre cinco y siete días, dicen autoridades. EFE

¿Qué representa para la guerra?

Funcionarios ucranianos dijeron que los rusos destruyeron la presa para evitar que Ucrania lanzara una contraofensiva en la región, mientras que los funcionarios rusos afirmaron que Ucrania destruyó la presa para impedir un posible ataque ruso contra la ribera occidental.

En cualquier caso, la destrucción de la presa corta un cruce clave del río más importante del país. La represa servía como puente, permitiendo que los vehículos pasaran por encima. Su destrucción liberó torrentes de agua, lo que dificulta cruzar el río por otras vías.

Desde otoño del año pasado, la parte baja del río Dniéper ha conformado una parte importante de la línea del frente que abarca más de mil kilómetros.

El cruce fue atacado en repetidas ocasiones cuando las fuerzas ucranianas lideraron una exitosa contraofensiva.

Voz del experto
Patricia Lewis, directora del Programa de Seguridad Internacional del centro de estudios Chatham House

Es difícil atribuir la culpa por los daños causados

No estuvo claro de inmediato si alguno de los bandos se beneficiaría de los daños en la represa, ya que el riesgo de inundación afecta tanto a territorios controlados por Rusia como por Ucrania. El desastre podría obstaculizar también la contraofensiva de Kiev en el sur y distraer a su Gobierno, mientras que Rusia depende del embalse para abastecer a Crimea.

Patricia Lewis, directora del Programa de Seguridad Internacional del centro de estudios Chatham House, con sede en Londres, indicó que atribuir la culpa es complicado pero “hay múltiples motivos por los que Rusia haría eso”.

“Hubo reportes (el otoño pasado) de que los rusos habían minado el embalse. La pregunta que deberíamos plantearnos es por qué los ucranianos se harían esto a sí mismos, dado que es territorio ucraniano”, agregó.

Los expertos ya habían indicado que la estructura estaba en mal estado. David Helms, un científico estadounidense retirado que monitorea el embalse desde el inicio de la guerra, apuntó en un correo electrónico que no estaba claro si los daños eran deliberados o una simple negligencia de las fuerzas rusas que ocupan las instalaciones.

Pero Helms se reservó su opinión apuntando también al historial ruso de ataques a represas.

Riesgo nuclear
Amenaza a la planta Zaporiyia

  • El operador nuclear ucraniano, Energoatom, señaló en un comunicado en Telegram que el incidente en la represa “podría tener consecuencias negativas para la central nuclear de Zaporiyia”, que es la más grande de Europa, pero por el momento la situación es “controlable”.
  • El Organismo Internacional de la Energía Atómica, la agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas, afirmó en un comunicado que “(hay) un riesgo inmediato para la seguridad de la planta”, cuyo sistema de refrigeración necesita agua.
  • El personal del OIEA en la central fue informado de que el nivel de la represa baja cinco centímetros por hora. A ese ritmo, el suministro del embalse debería durar varios días, agregó.
  • La central dispone de fuentes alternativas, incluyendo un gran estanque de refrigeración que puede suministrar agua “durante varios meses”, añadió la nota.
El incidente generó daños en el ecosistema de Ucrania. EFE


¿Qué le ha pasado a la presa?

Rusia ha tenido el control de la presa desde los primeros días de la guerra, y Moscú y Kiev se han acusado mutuamente de atacarla. Ucrania dijo que los soldados que la ocupan detonaron explosivos el otoño pasado que dañaron tres compuertas, que ayudan a regular los niveles del agua. En mayo eran evidentes algunos signos de daños en las compuertas.

Incluso antes de la devastación causada por el colapso de ayer, la generación hidroeléctrica estaba a una fracción de los niveles máximos. Funcionarios ucranianos y expertos independientes señalaron que las fuerzas rusas no han mantenido la presa en buenas condiciones, ya sea de manera deliberada o por negligencia. La represa fue construida en la década de 1950.

Hace unos meses, los niveles del agua de la reserva eran tan bajos que muchos en Ucrania y en otras partes del mundo temían una crisis en la central de Zaporiyia. Desde mediados de febrero, el nivel del agua ha aumentado constantemente, de acuerdo con datos de Theia, un proveedor francés de análisis geoespacial.

La compañía ucraniana que gestiona la represa y la central eléctrica estima que tomará unos cuatro días para que la reserva alcance un equilibrio y deje de verter enormes cantidades de agua. El impacto más grande del colapso de la represa probablemente se sentirá río arriba, comentó Mark Mulligan, profesor de geografía física y ambiental en el King’s College.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones