Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018

Trump “fulmina” al fiscal general de Estados Unidos

Jeff Sessions presenta su renuncia a petición del presidente un día después de las elecciones; el funcionario, señalado por por separarse de la investigación de la trama rusa, será sustituido por Matthew Whitaker

Por: El Informador

El presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, anunció la salida del fiscal general del país, Jeff Sessions, quien renunció al cargo a petición del mandatario.

“Estamos encantados de anunciar que Matthew Whitaker, jefe de gabinete del fiscal general Jeff Sessions en el Departamento de Justicia, se convertirá en el fiscal general en funciones de Estados Unidos”, anunció Trump.

El hasta ahora máximo responsable de Justicia de EU, comunicó su dimisión en una carta enviada al presidente en la que no se precisa la fecha de separación.

“A su petición, le envío mi renuncia”, aseguró Sessions en la misiva, en la que no hizo ninguna crítica al mandatario y se limitó a agradecer el trabajo realizado al personal del departamento que dirigía.

La situación entre Trump y Sessions siempre fue tensa, con altibajos desde hace más de un año, como consecuencia de la decisión del fiscal general de separarse de la investigación de la trama rusa por sus contactos con Moscú.

Ese paso precedió al nombramiento del fiscal especial Robert Mueller para que investigara de forma independiente la supuesta colusión entre la campaña del presidente y el Kremlin en los comicios de 2016.

Su cese, sin embargo, puede despertar un gran malestar en la base electoral de Trump, que aprecia a Sessions por sus ideas antiinmigrantes y la guerra que ha declarado a las “ciudades santuario”, aquellas que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes.

Considerado como “el pilar de la agenda migratoria de Trump” por el portal nacionalista Breitbart, Sessions libró su propia guerra en contra de los inmigrantes durante los 20 años que estuvo en el Senado, donde sus propios compañeros del Partido Republicano lo marginaban por ser demasiado radical.

La situación entre Trump y Sessions siempre fue tensa. AFP/S. Loeb

Tiende la mano a los  demócratas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que esperaba poder trabajar con los demócratas, quienes en las elecciones legislativas obtuvieron el dominio de la Cámara de Representantes. Sin embargo, puso como condición que renuncien a sus intenciones de investigar sobre su Gobierno y sus finanzas.

A falta de los resultados finales, según las proyecciones los demócratas arrebatarían a los republicanos una treintena de escaños, de los 23 que necesitan para la mayoría, sumando en total cerca de 229 frente a 206 de los republicanos, según las estimaciones de The New York Times.

Trump tendió la mano a los demócratas y a Nancy Pelosi, quien se proyecta como lideresa probable de la bancada, afirmando que cree realmente que hay una oportunidad de llevarse bien.  “Ojalá todos podamos trabajar juntos el próximo año para seguir cumpliendo con el pueblo estadounidense”.

Sin embargo, amenazó con negarse a cooperar en temas legislativos si inician investigaciones en su contra y pronosticó que si eso ocurre, le otorgará réditos políticos de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

“Si eso ocurre (y me investigan), vamos a hacer lo mismo (contra los demócratas desde el Senado), y el Gobierno se paralizará”, dijo Trump desde la Casa Blanca. “Creo que sería extremadamente bueno para mí políticamente, porque creo que soy mejor en ese juego que ellos”, agregó.

EFE

 

Siete de cada 10 latinos votaron contra el régimen

Siete de cada 10 latinos sufragaron a favor de candidatos demócratas como un voto de castigo al presidente estadounidense, Donald Trump, en rechazo a lo que consideraron una “retórica tóxica” para dividir al país, señaló un sondeo de Latino Decisions.

73% de los latinos que votó en las elecciones intermedias, en la que los demócratas ganaron la Cámara de Representantes y los republicanos retuvieron el control del Senado, lo hizo por candidatos demócratas, mientras que 23% lo hizo por conservadores.

En comparación, 90% de los votantes afroestadunidenses votó a favor de los demócratas y sólo 6% por los republicanos. En el caso de los votantes anglos, 45% votó por los demócratas y 52% por los republicanos, de acuerdo con el sondeo.

De la misma forma, 73% de los electores hispanos se declaró molesto por las acciones o declaraciones del presidente, un porcentaje que subió 79% en el caso de la comunidad afro.

Latino Decisions hizo notar que 27 candidatos, que convirtieron la retórica antiinmigrante como el tema central de su campaña, fueron derrotados en las elecciones.

Entre estos destacaron el caso de los republicanos a gobernador de Kansas, Kris Kobach; al Senado en Pensilvania, Lou Barletta; y al Senado en Virginia, Corey Stewart.

Una mayoría de los votantes que participó en las votaciones, independientemente de su origen racial o étnico, coincidió en apoyar la legalización de los beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA). 85% de los votantes latinos, 81% de los afroestadunidenses y 64% de los blancos no hispanos consideraron que el Congreso debería aprobar la llamada Iniciativa de Ley Dream, que busca legalizar alrededor de 690 mil “soñadores”, la mayoría mexicanos.

Temas

Lee También

Comentarios