/contenidos/2018/01/22/noticia_0126.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Junio 2018

Puerto Rico privatizará compañía eléctrica

Casi la tercera parte de los usuarios continúan sin servicio eléctrico tras más de cuatro meses luego del azote del huracán “María”

Por: AP

Debido a que la AEEPR está en bancarrota, un juez federal y el Congreso de la isla deberán aprobar la venta, señalaron economistas. ESPECIAL / www.aeepr.com

Debido a que la AEEPR está en bancarrota, un juez federal y el Congreso de la isla deberán aprobar la venta, señalaron economistas. ESPECIAL / www.aeepr.com

Puerto Rico privatizará la compañía eléctrica paraestatal de la isla después que la lenta y conflictiva reconstrucción tras el paso del huracán María centró nuevamente la atención en las acusaciones de malas gestiones y corrupción en la empresa, anunció el lunes el gobernador Ricardo Rosselló.

Casi el 30% de los usuarios continúan sin servicio eléctrico más de cuatro meses después del azote del huracán. Muchos atribuyen la situación a las deficiencias de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEEPR).

El director de la compañía fue obligado a renunciar en noviembre después de que no solicitó ayuda inmediata a sus contrapartes en Estados Unidos tras el paso de "María". En su lugar, la AEEPR otorgó un contrato para la restauración del servicio a una compañía poco conocida, mismo que tuvo que rescindirse poco después.

Recientemente, se culpó a la AEEPR de no distribuir piezas de necesidad urgente que se encontraban en uno de sus almacenes aun cuando había reparaciones sin hacer debido a la falta de suministros.

Fundada en 1979 como una empresa pública administrada por una persona designada directamente por el gobernador de la isla, la AEEPR acumula una deuda de casi nueve mil millones de dólares, y años antes de que María tocara tierra en septiembre pasado, ya era objeto de críticas por su ineficiencia y clientelismo político. También registraba frecuentes apagones, incluyendo uno que afectó a toda la isla en septiembre de 2016.

“La Autoridad de Energía Eléctrica se ha convertido en una carga pesada para nuestro pueblo, que hoy es rehén de su deficiente servicio y de su alto costo”, declaró Rosselló. “Uno de los grandes impedimentos que ha detenido nuestras oportunidades de desarrollo económico es el deficiente y obsoleto sistema de generación y distribución de energía en nuestra isla”.

Debido a que la AEEPR está en bancarrota, un juez federal y el Congreso de la isla deberán aprobar la venta, señalaron economistas.

En los próximos días, funcionarios del gobierno comenzarán a trabajar con legisladores para empezar a definir la venta de los activos de la compañía. Algunos líderes en el Senado señalaron que aprobarían la medida, mientras que el presidente de la cámara dijo que aún necesita evaluar el plan.

Carlos Méndez, líder de la mayoría en la Cámara de Representantes de Puerto Rico, dijo que se asegurará de que la cámara baja respalde la meta del gobernador.

Rosselló dijo que la privatización brindará tarifas más accesibles y un mejor servicio a los consumidores, y ayudará a atraer más negocios a la isla, que está sumida en una recesión desde hace 11 años.

Sin embargo, el senador Juan Dalmau, cuyo partido está a favor de la independencia de Puerto Rico, dijo que la privatización no necesariamente se traducirá en eficiencia o ahorro de costos.

“El mensaje es una manipulación por la desesperación justificada del país ante la ausencia de energía eléctrica luego del huracán”, afirmó.

Ni líderes sindicales ni un portavoz de la compañía respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

Rosselló dijo que la red eléctrica de la AEEPR no está diseñada para las necesidades actuales de Puerto Rico y destacó que existe una mayor demanda en la parte norte de la isla, mientras que las plantas de mayor generación se ubican en el sur. El gobernador también dijo que la infraestructura de la compañía es casi 30 años más obsoleta que el promedio de la industria.

En los últimos cinco años, la compañía ha perdido al 30% de sus empleados, de los cuales el 86% trabajaba en el mantenimiento, dijo Rosselló.

“Con esta transformación de la Autoridad, dejarás de ser rehén de ésta”, indicó.

SA

Temas

Lee También

Comentarios