Jueves, 23 de Septiembre 2021

Junta militar birmana y disidentes se acusan mutuamente de quemar una aldea

La junta militar golpista de Birmania y los disidentes del régimen castrense se acusaron mutuamente en los últimos días de quemar buena parte de las casas de una aldea de unos 1.000 habitantes en el nororiental estado Chin

Por: EFE

INCENDIO. Así quedó una de las aldeas afectada por el conflicto. AP

INCENDIO. Así quedó una de las aldeas afectada por el conflicto. AP

Después de que residentes de la aldea de Kinma denunciaran a medios locales que la mayoría de los pobladores huyeron el martes ante la redada efectuada por las fuerzas de seguridad, la junta señaló este jueves a través del diario oficialista Global New Light of Myanmar que el incendio fue causado por "terroristas armados". Las fuerzas de seguridad denunciaron que cuando llegaron a la aldea el martes, una decena de "terroristas armados" les atacó con pistolas y granadas desde una colina, mientras que sufrieron un segundo ataque cuando inspeccionaban la loma 40 minutos más tarde.

"Cuando las fuerzas de seguridad condujeron las inspecciones necesarias en la zona, encontraron fuego en el pueblo", indica el periódico oficialista, que acusa a un grupo de "unos 40 terroristas" de comenzar el incendio al prender fuego a la vivienda de un vecino. Según la versión gubernamental, 100 de las 225 casas de la aldea fueron calcinadas, mientras que los residentes denunciaron la víspera que ahora solo permanecen en pie unas 50.

"Algunos medios y usuarios de redes sociales han cubierto el incidente con la intención de ofrecer una representación falsa a la audiencia y de desacreditar a las fuerzas de seguridad, como si hubieran prendido fuego al pueblo", indica la información del Global New Light of Myanmar. Según el periódico disidente Myanmar Now, el conflicto en la zona se intensificó desde el sábado a raíz del ataque de un grupo de desconocidos contra un administrador de distrito de una población vecina y vinculado a la junta militar, que dio un golpe de Estado el 1 de febrero.

Al menos 865 personas han perdido la vida a raíz de la violencia desatada por las fuerzas de seguridad, según cifras de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos. El Ejército birmano justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido liderado por la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales.

MQ

Temas

Lee También