Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Septiembre 2019

Fotogalería: La Meca, ciudad santa y templo de consumo

Entre restaurantes de comida rápida y puestos que venden noche y día toda clase de artículos, el lugar parece un gran bazar durante el Hach, la gran peregrinación anual de los musulmanes

Por: AFP

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

En las bulliciosas avenidas, hileras de puestos y escaparates se superponen, sobresalen en la calzada y rivalizan con carteles variados para atraer a los clientes. AFP/F. Belaid

Hay recuerdos devotos que el peregrino compra en gran cantidad: alfombras de oración, incienso, ejemplares del Corán, rosarios de madera o de perlas de plástico brillantes, pañuelos, agua de Zamzam (un pozo) que supuestamente aporta virtudes milagrosas, relojes que emiten cantos de llamada a la oración, figuritas de la Kaaba fabricadas en China, etc.

Pero también se encuentra oro saudita (muy codiciado), relojes, ropa 'prêt-à-porter' o productos tecnológicos.

Cerca de la explanada de la Gran Mezquita, centros comerciales climatizados reciben incesantemente a miles de fieles. Las tiendas, incluidas las de lujo, siempre están llenas o casi: sus persianas están bajas sólo durante la oración.

A esto se suman los innumerables restaurantes baratos y grandes insignias de comida rápida en las callejuelas y en las ruidosas arterias de esta ciudad del oeste saudita.

JM

Temas

Lee También

Comentarios