Lunes, 27 de Mayo 2024

Donald Trump: defensa del magnate duda de la honestidad de Cohen

En medio del juicio a Trump, sus defensores intentan desacreditar a quien fuera su colaborador cercano durante su campaña de 2016

Por: EFE

Trump y Cohen rompieron sus lazos en el 2018. AP/ARCHIVO

Trump y Cohen rompieron sus lazos en el 2018. AP/ARCHIVO

La defensa del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, atacó este jueves la credibilidad de Michael Cohen, quien fuera abogado y mano derecha del exmandatario, durante su segundo día de contrainterrogatorio en el juicio penal contra el político republicano.

Durante el examen al testigo estrella de la fiscalía en la mañana de este jueves, el abogado principal de Trump, Todd Blanche, se centró en evidenciar la honestidad de Cohen ante el jurado y no tanto en discutir cuestiones específicas del caso.

Esta semana, Cohen testificó que Trump le ordenó pagar 130 mil dólares para silenciar durante la campaña electoral del 2016 a Stormy Daniels, una estrella de cine para adultos que afirma haber mantenido un encuentro íntimo con Trump en el 2006, y detalló cómo éste le reembolsó más tarde por sus gastos.

Según apunta este jueves The New York Times, el magnate pidió a su abogado que sea especialmente incisivo en su interrogatorio, algo que se pudo ver en sus preguntas de hoy.

Una de sus tácticas para dejar en tela de juicio frente al jurado la credibilidad de Cohen fue pedir al ex abogado del magnate que contara las mentiras que dijo al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de 2017, donde Cohen mintió bajo juramento, lo que le costó ser acusado de perjurio en el 2018.

Blanche se apoyó en el hecho de que Cohen reconoció, estando bajo juramento en el juicio por fraude civil de Trump, que había mentido en ese momento.

"Y volvió a mentir cuando se reunió con el fiscal especial el 7 de agosto (de 2018), ¿correcto?", le preguntó Blanche, a lo que Cohen respondió con un : "Correcto".

Cohen, que se mostró extremadamente sereno durante las primeras tres horas del contrainterrogatorio, dijo aceptar la responsabilidad por mentir bajo juramento. Sin embargo, señaló que lo hizo porque era lo que Trump quería, y también porque "lo que estaba en juego le afectaba personalmente".

Cohen cumplió su condena en prisión tras declararse culpable en 2018 de cargos federales de financiación de campañas relacionados con el plan de silenciar el escándalo extramatrimonial durante la campaña electoral de Donald Trump en 2016.

Blanche buscó, sin resultados,  que Cohen admitiera haber mentido acerca del motivo de las llamadas a finales de 2016 a Keith Schiller, el guardaespaldas de Trump, al indicar que no fue para negociar el pago de Daniels, como testificó, sino para hablar de una serie de llamadas de acoso de un adolescente bromista de 14 años.

Otra vía que usó Blanche este jueves fue la de exaltar el odio a Trump por parte de Cohen (cuya lealtad se perdió en 2018) y preguntó al ex abogado si creía que su podcast “Mea Culpa” y entrevistas que ha ofrecido a los medios ayudaron a que Donald Trump fuera acusado. "Me atribuí algo de crédito, sí", mencionó Cohen con un tono sosegado.

Te recomendamos leer: Esto es lo que se sabe del choque que dejó 8 jornaleros mexicanos muertos en Florida

La defensa, además, mostró hoy varios fragmentos del programa de Cohen usando un lenguaje soez para referirse a Trump.

En uno de los clips que se mostraron este jueves, el que fue la mano derecha del político republicano llamaba a Trump “tonto Donald”

El equipo legal de Trump también sugirió al jurado una posible “vendetta” por parte de quien fuera parte del círculo cercano de Trump por no haber ascendido más en la escala laboral de la Casa Blanca.

Así como su falta de profesionalidad en general al señalar que había sido inhabilitado y que usó un programa de inteligencia artificial (IA) para generar citaciones legales a sus abogados, respuesta que resultó ser una alucinación (con una estructura correcta, pero información falsa) del software.

Trump, acusado en este juicio de 34 delitos graves de falsificación de registros comerciales y que, de ser acusado, podría ser sentenciado a libertad condicional o hasta cuatro años de prisión, asistió hoy a la corte con un séquito de republicanos, algo que es habitual.

Su hijo Eric y más de diez legisladores republicanos se sentaron este jueves detrás del magnate, poniendo de manifiesto que, a pesar de tener que pasar cuatro días cada semana en el Tribunal Penal de Manhattan, el jefe está en medio de su campaña para las elecciones presidenciales de noviembre.
 

No te vayas sin leer: Estas son las fechas que propone Biden para debatir con Trump

***Mantente al día con las noticias, únete a nuestro canal oficial de WhatsApp

FA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones