Sábado, 01 de Octubre 2022

LO ÚLTIMO DE Internacional

¿Buena medida? Francia fija meta de tres o cuatro días de home office a partir de enero

A la vista de una encuesta, ha quedado demostrado que el 60% de los asalariados pueden trabajar a distancia y que lo han hecho tres días a la semana como media

Por: EFE

En Francia, el gobierno quiere que, ante el alza de contagios, el regreso de vacaciones a principios de enero, las empresas en las que sea posible el régimen de home office aumente el sistema de trabajo desde casa. AP / ARCHIVO

En Francia, el gobierno quiere que, ante el alza de contagios, el regreso de vacaciones a principios de enero, las empresas en las que sea posible el régimen de home office aumente el sistema de trabajo desde casa. AP / ARCHIVO

En Francia, el gobierno quiere que, ante el alza de contagios de COVID-19 debido a la variante ómicron, el regreso de vacaciones a principios de enero, las empresas en las que sea posible el régimen de home office (trabajo remoto, a distancia o teletrabajo) aumente el sistema a tres o cuatro días a la semana.

La ministra de Trabajo, Elisabeth Borne, en una entrevista a la emisora Europe 1 dijo este miércoles que "está claro que con la situación, hay que acelerar, reforzar el teletrabajo".

Borne explicó que, a la vista de una encuesta de su departamento, ha quedado demostrado que el 60% de los asalariados pueden trabajar a distancia y que lo han hecho tres días a la semana de media.

Por eso, su objetivo a partir del fin de las vacaciones el próximo 3 de enero será de "tres días como mínimo para los puestos que lo permiten e incluso cuatro cuando es posible".

Borne indicó que hay consenso sobre esa medida entre las organizaciones patronales y sindicales. Para que se aplique de forma efectiva, se reforzarán los controles de la inspección del trabajo.

Por otro lado, recordó que se mantienen sin cambios los aforos, y que hay que respetar una distancia de un metro entre los trabajadores y de dos metros en los comedores de empresa, puesto que en ese caso se retiran los cubrebocas.

El gobierno francés presentará el próximo lunes un proyecto de ley para transformar el certificado COVID, que se exige para ir a un bar, a un restaurante, a un cine, a un espectáculo o a un estadio, en certificado de vacunación.

Ha renunciado a su idea de que las empresas tengan que exigir el pasaporte sanitario a sus empleados, después de la oposición manifestada por los sindicatos y de las reticencias de las organizaciones patronales.

No obstante, esa obligación podría incluirse en el proyecto de ley durante su tramitación parlamentaria si hay una mayoría a favor.

OF

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones