Martes, 26 de Septiembre 2023

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Zurcidos contra “la calor”

Por: Jonathan Lomelí

Zurcidos contra “la calor”

Zurcidos contra “la calor”

Lo que resta de esta semana y la próxima alcanzaremos los 37-38 grados centígrados de temperatura máxima en Guadalajara. Durante varios días pregunté a amigos, conocidos y seguidores en redes sus remedios caseros contra el calor. 

Las respuestas pendulan entre el más llano sentido común y el disparate. La mayoría son prácticas precientíficas transmitidas vía oral. Algunas deben ser supervisadas por un adulto y otras podrían pasar por actos de contrición en donde subyace la culpa judeocristiana. Entre los consultados hay amas de casa, periodistas, doctores en filosofía, divorciados, gestores culturales, embarazadas, becarios, psicólogos, ingenieros, niños y biólogos. Comparto el resultado:

-Una paleta Manhattan de arrayán con Tajín. La recomendación enfatiza que su efecto es principalmente anímico para cuando andas de malas por “la calor”. 

-Un doctor en antropología relata: “Mi abuela nos hacía caldo de pollo bien caliente con chile habanero. Sudas un chingo y después de eso todo es frescura”. 

-Acudir a la paletería más cercana y retacar el congelador de bolis de limón, jamaica y tamarindo.  

-Humedecer las sábanas con un atomizador. 

-Congelar dos o tres botellas de agua y cuando te vas a acostar las colocas frente al ventilador. De esta manera, el ventilador avienta aire frío.   

-Restregarse una botella con agua congelada en todo el cuerpo. 

-Meterse a bañar sin prender el bóiler y luego, aún mojado, pararse frente al ventilador en pelotas.  

-Refrigerar jícama, pepino y apio picado en un recipiente con agua. Servir bien frío con chile, limón y sal.   

-Sábanas de bambú orgánico o con tecnología Fresh Care de microfibra. Precio en Amazon: entre 500 y 600 pesos. 

-Tejuino, tejuichela, tepache, pulque, cerveza y otras bebidas (nadie mencionó el agua). 

-Meter la camisa al congelador, esperar media hora y ponérsela otra vez. Una variante más radical de esta alternativa consiste en congelar la almohada.

-Sombrero o sombrilla en la calle y encueramiento en la casa. 

-Cerrar ventanas y cortinas durante las horas de más calor y abrirlas sólo muy temprano y por la tarde cuando baja el sol. 

-Jugo de tomate con limón y sal.  

-Congelar botellas de agua, en la noche envolverlas en toallas, ponerlas en la cama y prender el ventilador.

-Bañarte con agua fría antes de dormir y decir “la calor” tres veces.

-Colocar un paliacate o toalla pequeña húmeda en tu cuello para regular tu temperatura corporal. 

-Dejar de llorar y decir a todo mundo: “¡qué calor!”.  

-Encender tu aire acondicionado. Según la cotización promedio de un aparato frío-calor a 220 V para una habitación considerar: 13 mil 900 pesos del equipo e instalación más mil pesos mensuales de electricidad si se considera una operación promedio de 12 horas diarias. No incluye gastos de mantenimiento (si remedio contra “la calor” hay, lo que no siempre hay es presupuesto).  

Salvo el minisplit, todos los métodos están científicamente no comprobados. 

jonathan.lomelí@informador.com.mx
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones