Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Febrero 2019

Ideas

Ideas |

Ya saben que no saben

Por: Diego Petersen

Ya saben que no saben

Ya saben que no saben

El Gobierno federal no tiene lado, pareciera ser el mensaje del gobernador, Enrique Alfaro, que luego de haber cambiado su estrategia de confrontación por una de colaboración ahora vuelve a la carga contra los funcionarios de Pemex que no dan la cara. Lo cierto es que la crisis de la gasolina continúa y peor aún, el desabasto de información raya ya en lo patético: el director de Pemex, Octavio Romero, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el súper delegado en Jalisco, Carlos Lomelí, enmudecieron como el palenque.

En tres semanas el “jetómetro” (análisis de la expresión facial que dice más que los discursos) de los funcionarios del Gobierno federal pasó de una clara expresión de “no saben que no saben” a una más reciente que dice “ya saben que no saben, pero no saben qué hacer”. Si la crisis los ha rebasado no es por otro motivo que por la falta de conocimiento. Nada hay más soberbio que la ignorancia y los funcionarios del Gobierno federal partieron de una posición de la superioridad moral de quien sí combate a la corrupción (no como otros) tope con quien tope, con la certeza de que la razón estaba de su lado y eso bastaba.

Hoy parece que nunca hubo un plan estratégico, que se aventaron al agua sin saber nadar, pero sobre todo sin saber lo que había dentro del mar. Su asombro, que quieren vendernos como justificación, es más producto de la falta de planeación e investigación previa que de cualquier otra cosa. Están, patéticamente, repitiendo lo que tanto criticaron de la estrategia de Calderón contra el narco.

Es muy aventurado sacar cuentas de los daños colaterales de la estrategia de López Obrador y demasiado pronto para hablar de logros

Es cierto, muy temprano para decir que la estrategia fracasó, pero es muy tarde para comenzar a diseñarla. Es muy aventurado sacar cuentas de los daños colaterales de la estrategia de López Obrador y demasiado pronto para hablar de logros. Quitemos pues el contenido ideológico de uno y otro lado para tratar de entender lo que está sucediendo, porque esto, todo parece indicar, va para largo.

El cierre de ductos sin tener una alternativa a la mano ha provocado severos daños a la economía de los estados del Centro-Occidente. Esta guerra no será de una batalla, no se ganará en una partida ni de una vez y para siempre, por lo que es indispensable tener un plan de mediano plazo que incluya todos los factores y todas las consecuencias, positivas y negativas de cerrar los ductos y no solo el justificado pero costoso enfado presidencial.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios