Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Y ahora qué, en política interior y exterior

Por: Diego Petersen

Y ahora qué, en política interior y exterior

Y ahora qué, en política interior y exterior

Cualquier propuesta de combate a la corrupción, de fortalecimiento del Estado de Derecho, seguridad y desarrollo económico caerá en la trituradora política si no tenemos una democracia funcional y eficiente, y una forma de entender nuestra relación con el mundo.

José Woldenberg y Luis Carlos Ugalde, ambos ex presidentes del Instituto Federal Electoral (IFE) hacen las propuestas que resultarán quizás las más controvertidas pero que tienen todo el sentido del mundo desde la perspectiva de la funcionalidad democrática. Woldenberg plantea igualar el número de diputados de representación proporcional a los de mayoría relativa, de manera que se fortalezca la representación de la pluralidad. Luis Carlos Ugalde pone sobre la mesa el voto obligatorio como una forma de reducir el clientelismo electoral (cuando tienes que votar por mandato de ley la movilización y acarreo pierden todo sentido) y reducir no solo los montos de financiamiento público a los partidos, sino también las asignaciones a grupos parlamentarios. El primer escalón de la corrupción son las elecciones, y lo que él propone es matarla de raíz.

Dos mecanismos que se han venido discutiendo y que pone sobre la mesa Jorge Javier Romero son la segunda vuelta electoral, de manera que existan gobiernos con mayorías, y la necesidad de que el Congreso ratifique el gobierno, es decir el gabinete, propuesto por el presidente y de la misma manera esto se replique a nivel estatal. Esto hará que los congresos sean corresponsables con el gobierno y no simples aduladores o franco tiradores.

Con o sin TLC, dice Luis Rubio, México tiene que redefinir su relación con Estados Unidos, lo que, dice, “implica precisiones internas y una negociación global de la interacción y de la vecindad” con el país más poderoso del mundo. Dentro de la misma relación con Estados Unidos, Jorge G. Castañeda señala que hay que involucrarnos más como país en la política interna estadounidense movilizando constantemente a los sectores cercanos o potencialmente aliados de México en aquel país. Pedro Arturo Aguirre pone sobre la mesa la necesidad de que el secretario de Relaciones Exteriores sea necesariamente un diplomático de carrera para evitar aprendices, pero sobre todo para fortalecer la imagen de México en el exterior. 

Me parece particularmente interesante la propuesta de Alejandro Pisanty sobre la integración de México a la Sociedad del Conocimiento que pasa no solo por infraestructura digital y políticas públicas para el desarrollo de internet y tecnologías de punta, sino crear criterios de equidad en el acceso al mundo digital.

Lo político es lo más sencillo y a la vez lo más complejo, pues depende más de las voluntades que de los recursos

Lo político es lo más sencillo y a la vez lo más complejo, pues depende más de las voluntades que de los recursos. Si atendemos a la vieja máxima priista de que en política lo que se resuelve con dinero sale barato, estaremos lejos de lograrlo, pero si cambiamos el paradigma y entendemos que cuando el recurso es escaso la voluntad política vale oro, podemos hacer todo los demás.

Temas

Lee También

Comentarios