Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 23 de Agosto 2019
Ideas |

Unos días sin gasolina

Por: Diego Petersen

Unos días sin gasolina

Unos días sin gasolina

La escasez de gasolina en la Zona Metropolitana de Guadalajara ha sido una buena oportunidad para calibrar los servicios de transporte y alternativas de movilidad en la ciudad. La mayoría de los habitantes de esta ciudad lo hace todos los días; si usamos automóvil difícilmente nos damos cuenta de lo que pasa fuera del cubículo de nuestro automóvil. Aquí algunas de mis experiencias de estos días sin auto.

Tren eléctrico y trolebús: Estos dos servicios son realmente de primer mundo. No solo funcionan bien y son eficientes, sino que están limpios y bien mantenidos, y eso se contagia a los usuarios. La experiencia en estos dos sistemas es de lo mejor.

Ruta empresa: Las rutas empresa son el gran engaño del Gobierno saliente. Salvo porque se trata de camiones nuevos y tienen bien señaladas y se respetan las paradas a lo largo de la ruta, mantiene todos los vicios del viejo sistema: no tiene prepago, los choferes siguen cobrando, no hay regulación de frecuencias, se rebasan unos a otros, lo que hace pensar que siguen pagando a los choferes por comisión, van a exceso de velocidad, etcétera. Nada que no sepamos, pero el aumento al precio del trasporte de estas rutas estaba, en principio, condicionado al cambio de modelo. Gran simulación.

MiBici: La mejor herencia del Gobierno anterior. El sistema de bicicleta pública de Guadalajara funciona y funciona muy bien. El problema ahora, y más en estos días de falta de gasolina, es que por momentos no hay suficientes bicicletas para la demanda que ya tienen. Es un error no haber asignado suficientes recursos en el presupuesto 2019 para crecer este sistema y sobre todo para darle mantenimiento. Los asientos y los puños ya acusan el uso rudo y sobre todo las inclemencias del clima tapatío, pues el Sol ha hecho estragos en los viniles.

Más vergonzoso que los camiones de la ciudad son las banquetas

Banquetas: Más vergonzoso que los camiones de la ciudad son las banquetas. Todo sistema alternativo de transporte requiere hacer parte del trayecto a pie y para eso se requiere que existan banquetas transitables. Como nunca ha quedado claro de quién es responsabilidad la banqueta, son del dueño del predio o del municipio, es el espacio más abandonado de todos.

Alumbrado público: El mayor absurdo de esta ciudad sigue siendo el alumbrado público: poco, mal y mal orientado. Las pocas luminarias que funcionan están destinadas a alumbrar el arroyo vehicular y no las banquetas. Al caminar de noche hay más riesgo de lesionarte que de ser asaltado.

(diego.petersen@informador.com.mx)
 

Temas

Lee También

Comentarios