Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
Ideas |

Tres buenas

Por: Laura Castro Golarte

Tres buenas

Tres buenas

En medio de este panorama de malas noticias, de otras que no son tan malas, pero así se leen o se perciben o se interpretan, queda poco espacio consciente para detectar hechos que también son novedades y seguramente repercutirán, más temprano que tarde, en mejores condiciones económicas y sociales en el corto y mediano plazo.

La semana pasada comenté una de esas novedades: los acuerdos y anuncios de inversión de dos cúpulas empresariales por casi 70 mil millones de dólares en los próximos años (Consejo Coordinador Empresarial y Consejo Mexicano de Negocios) y el compromiso del Gobierno federal de no obstaculizar estas iniciativas, al contrario, incentivarlas y no generar incertidumbre.

Esta semana se difundieron tres noticias muy buenas, específicamente para Jalisco, en donde hemos estado de capa más que caída por los altos y preocupantes índices de violencia e inseguridad. La primera tiene que ver con la llegada de los recursos comprometidos por el Presidente López Obrador para continuar con los trabajos de la Línea 3 del Tren Ligero. Como se recordará, esta obra, que entraría en operación antes de que terminara la administración anterior (era la idea), estaba parada por falta de recursos, uno de los problemas heredados y muy costosos de Aristóteles Sandoval y de Enrique Peña.

El lunes se informó, en la primera plana de este diario, que se destrabaron los dineros para acelerar la conclusión de esta línea que, esperamos todos, resolverá en gran medida la movilidad y la vialidad en esta compleja urbe. David Zamora, titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública de Jalisco, aseguró que los recursos comenzaron a fluir. Están prometidos (se necesitan pues) cuatro mil 500 millones de pesos este año, por lo pronto ya llegaron 800 millones para cubrir adeudos a contratistas y se autorizaron 180 millones más para el pago del peaje en las estaciones. Aparte, el Estado dispone de 400 millones de pesos para rehabilitar calles dañadas por las obras en tres municipios metropolitanos. En la misma información, Zamora aseguró que la obra estará lista en diciembre de este año para empezar a operar en enero de 2020.

La segunda buena noticia es la relativa a la reunión del miércoles entre el Presidente de México y 47 empresarios de Jalisco, allá en Palacio Nacional, a donde acudieron a plantear una serie de pendientes y proyectos que requieren el impulso del Gobierno federal. Obtuvieron compromisos: estamos hablando del respaldo a obras de movilidad y agua; así como de refuerzos en materia de seguridad. Más allá de los detalles, que son importantes, me interesa destacar el trabajo que están haciendo los empresarios de Jalisco que no se quedan de brazos cruzados, que plantean problemas y propuestas y que, como hacía mucho que no, muestran una actitud proactiva, participativa e intensiva para que todo camine y cada vez mejor y más rápido en Jalisco.

Las obras en cuestión son el Peribús, para el que se solicitaron 700 millones de pesos y el Presidente se mostró “receptivo”; igual con respecto a las presas Zapotillo y Purgatorio sólo con una condición: es necesario que los gobiernos de Jalisco y Guanajuato se pongan de acuerdo. Aparte, López Obrador informó en esa reunión que hay mil 600 millones de pesos para las carreteras de Jalisco y se comprometió a acelerar el paso en la resolución del conflicto con ejidatarios de El Zapote, de manera que sea posible emprender la construcción de una segunda pista; a destrabar o incrementar los apoyos financieros a través de banca de desarrollo  y a que la Guardia Nacional estará presente en Jalisco para reducir la inseguridad así como a la decisión del Gobierno del Estado con respecto a la reestructuración del Poder Judicial, un pendiente de urgente resolución.

Y la tercera, que tiene que ver también con el activismo desde el sector privado, fue la realización del Segundo Foro Regional de Federalismo y Seguridad que ahora tuvo lugar en Mazatlán, Sinaloa.

Igual que el primero, en esta ocasión participaron empresarios y académicos de esa Entidad y legisladores que se llevaron de tarea gestionar y emprender iniciativas para fortalecer el federalismo en México, una preocupación más o menos generalizada.

Son tres buenas y muy buenas porque dan cuenta del cumplimiento de compromisos, de inversiones que desembocarán en empleo y movimiento económico pero, sobre todo, de una actitud de participación en sectores que habían dejado de hacerlo. Ojalá que estos empresarios, su conducta y determinación por trabajar a favor de que las cosas pasen, sean emulados por otros, hasta ahora timoratos y temerosos a la hora de invertir.

(lauracastro05@gmail.com)

Temas

Lee También

Comentarios