Domingo, 18 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Star Wars, la guerra interminable

Por: Gerardo Salcedo Romero

Star Wars, la guerra interminable

Star Wars, la guerra interminable

La primer película de “La guerra de las galaxias” se filma en 1977, la historia nos dice que los ejecutivos de Fox no eran entusiastas del extraño proyecto que un joven George Lucas les ha presentado; la gran película del año pasado fue “Rocky” y ese relato poblado por rebeldes que se enfrentan a los stormtroopers del Imperio, en una galaxia muy lejana parecía ser un divertimento infantil, sin muchas posibilidades de convertirse en el tipo de película que domina en la taquilla.

Lucas se inspira en las películas de ciencia ficción que se filman en la década de 1950 y que en los 60 se transmiten de manera intermitente en la televisión. No estoy seguro de que la conmoción ocurriese desde el 77, pero en octubre de 1980 cuando estrena “El Imperio contraataca” nace un culto que es, hasta el momento, el gran mérito de la saga.

Ya se sabe: Lucas es quien se queda con los derechos para todos los productos que podían acompañar a cada película. El pesimismo de Fox ante el proyecto permite que Lucas sea uno de los pocos cineastas que se vuelven millonarios; a partir de ese momento la saga de Luke Skywalker, Han Solo y la Princesa Leia vive en permanente tensión entre el rescate de una legítima nostalgia cinéfila y las posibilidades comerciales que entraña el Hollywood de las grandes corporaciones.

(...) la saga de Luke Skywalker, Han Solo y la Princesa Leia vive en permanente tensión entre el rescate de una legítima nostalgia cinéfila y las posibilidades comerciales que entraña el Hollywood de las grandes corporaciones. 

A lo largo de la década de los 90, Lucas revisa las diferentes líneas argumentales que pueden darle forma a la génesis de uno de los grandes villanos del siglo XX: Darth Vader, a partir de 1999 para quienes vivimos la génesis del culto cada nuevo episodio era una contradictoria mezcla de aciertos y malas decisiones. Cualquiera de las dos listas rebasa este espacio, pero es en el episodio VII, “El último Jedi” (2017) cuando el aspecto corporativo de la serie logra sus mejores números. Es el año 5 después de que Disney tiene el control de la franquicia.

A partir de entonces, película tras película, la saga ha experimentado un decrecimiento en la cantidad de boletos vendidos, pero este decrecimiento no puede afectar el futuro de un muy eficiente modelo de negocios; ante los ingresos billonarios, el consumo de los productos comerciales y la devoción de los más fieles, me surge un cierto escepticismo cuando leo que “El ascenso de Skywalker” puede ser el episodio final. Hoy prevalece el lado oscuro de la Fuerza.
 

Temas

Lee También