Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Junio 2019
Ideas |

Simulación y amparo

Por: El Informador

Simulación y amparo

Simulación y amparo

Sólo en México la ley sirve para frenar la ley. Un ejemplo de ese  supuesto es la reforma al Poder Judicial del Estado que acabará entrampada por amparos.

Es también un eufemismo que Ricardo Suro diga que el Poder Judicial evalúa impugnar los controles de confianza a juzgadores y la eliminación del bono de retiro. Sabemos que lo hará de la mano de magistrados y jueces.

Otro ejemplo es la polémica lista de jueces de reserva que fue “eliminada” por el Consejo de la Judicatura, pero 33 amparos echarán abajo ese avance.

Esa reforma tiene un destino y no será la realidad: serán los tribunales. De allí no pasará. ¿Quién apuesta?

***

Un escándalo de farmacéuticas y distribuidoras de medicinas en Jalisco se avecina. Al menos eso anticipó Joaquín López Dóriga en una de sus colaboraciones escritas en un medio nacional.

No dio más detalles. Sólo que este escándalo se destapará en unos “cinco días” y que lo documenta el Sistema Anticorrupción del Estado de Jalisco (SAE). El tema podría llegar “hasta una residencia en Bel-Air, California”, vaticinó el periodista.

Pero la supuesta “bomba” es desconocida entre miembros del SAE consultados por esta H. Cantina. Hay que estar pendientes para corroborar si López Dóriga tenía razón o se aventó una volada más.

***
Hay tiro -dirían en la secu- entre el ex gobernador Aristóteles Sandoval y el periodista Óscar Mario Beteta. El comunicador dijo durante su programa de radio que “el gobernador Enrique Alfaro está haciendo una muy buena labor, pero le dejaron  una ‘bomba’”.

Luego secundó el comentario de un lector al referir que Sandoval vive en una mansión en Hollywood, en Bel-Air o en Santa Mónica. Pero ahí no se detuvo. Aseguró también que 160 guaruras cuidaban a Sandoval y llamó “cinicazo” a Alberto Lamas, ex representante de Casa Jalisco en CDMX.

Sin demora, el ex mandatario rechazó los señalamientos y aclaró que además de vivir en Guadalajara estudia un diplomado en el Tec de Monterrey. Pidió al periodista rectificar la información y amagó con demandarlo por difamación.

Qué mosco le picó a Aristóteles, pues nunca lo vimos tan crispado. Ni cuando era gobernador y le tupían. Y vaya que le tupieron. 

Temas

Lee También

Comentarios