Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Quién tiene la culpa de la inseguridad

Por: Diego Petersen

Quién tiene la culpa de la inseguridad

Quién tiene la culpa de la inseguridad

Dice Peña que la culpa de la inseguridad es de los gobiernos municipales. Que las Fuerzas Armadas y la Policía Federal hacen su trabajo desmantelando los cárteles, pero que los municipios han sido incapaces de combatir a las pandillas que surgieron como consecuencia del debilitamiento de los grandes grupos del crimen organizado.

Como suele suceder en los informes de gobiernos y en la mayoría de los discursos políticos, esto es una verdad a medias. Una de las consecuencias esperadas desde que se tomó la decisión, en el sexenio de Calderón, de emprender una guerra frontal al crimen organizado, era la fragmentación y con ello un incremento en los índices de inseguridad en las comunidades. Esto es, se tenía que combatir con las Fuerzas Armadas al crimen organizado que se había convertido en una amenaza a la seguridad nacional, una verdadera amenaza al Estado, y la consecuencia esperada era justamente lo que describe Peña Nieto en su informe: una pulverización que pondría en jaque a gobiernos locales.

Lo que no dice Peña Nieto es que en el afán de distanciarse de lo que se veía como una estrategia fracasada del Gobierno anterior, su administración tiró el agua de la bañera con todo y niño. Echaron por la borda los apoyos y la presión (condicionamiento de los apoyos) para que los gobiernos municipales tuvieran mejores policías e incluso el famoso mando único estatal. Regresar la seguridad a la Secretaría de Gobernación y dejarla en manos de Osorio Chong, un político que tenía ambiciones presidenciales, fue la puntilla. No solo fueron incapaces de imaginar algo distinto a lo que tanto habían criticado, sino que pervirtieron lo que ya existía.

Para el 90% de los municipios del país es humanamente imposible hacer frente a los grupos del crimen organizado, pandillas les llama Peña Nieto

Ahora bien, la fragmentación de los grupos criminales en bandas delincuenciales de ámbito local es en parte consecuencia del combate de las Fuerzas Armadas, pero solo eso. También el crimen organizado ha sufrido las consecuencias de la globalización. Los cárteles, los que quedan (Sinaloa y Nueva generación) operan cada vez más con alianzas puntuales con grupos que aseguran el control territorial. Para el 90% de los municipios del país es humanamente imposible hacer frente a los grupos del crimen organizado, pandillas les llama Peña Nieto, pero que en realidad son 45 grupos criminales con gran capacidad de fuego y más de 200 pandillas que emplean directamente a cerca de medio millón de mexicanos.

¿Los municipios podrían hacer más? Sin duda, mucho más y no son pocos los que han caído en la salida fácil de ceder la plaza. ¿De quién es la culpa de que en el país no hay políticas claras de seguridad? Del comandante, señor Presidente, del comandante.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios