Sábado, 25 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Prevalece temor financiero y discriminación en la LMP

Por: Salvador Cosío Gaona

Prevalece temor financiero y discriminación en la LMP

Prevalece temor financiero y discriminación en la LMP

Sin ser formalmente una asamblea de propietarios, presidentes o representantes de los 10 clubes de beisbol o empresas que los manejan relativos a la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el máximo circuito beisbolero profesional que se juega en otoño-invierno, se llevó a cabo del miércoles 17 al viernes 19 en el Puerto de Mazatlán,  teniendo como anfitrión al ingeniero José Antonio Toledo Ortiz, presidente del Consejo de Administración de Venados de Mazatlán, la tradicional reunión de trabajo informal para, entre convivencia y charla diversa, establecer e ir “planchando”, -como se dice popularmente-, acuerdos que se formalizarán con miras a la temporada 2021-2022 que arrancará en octubre próximo.

Debido a presiones de la mayoría de los clubes,  se mantendrá en tres el número de peloteros foráneos que podrán participar o estar activos en los rosters al mismo tiempo; es decir, no serán los ocho que durante mucho tiempo se acostumbró ni los seis cuando en una ocasión se recortó, o los 10 y 12 que alguna vez por razones especiales se autorizó, sino la misma pobre cantidad de tres con que se desahogó la temporada anterior, cuyos resultados quedaron de manifiesto al ser de las campañas menos espectaculares en esta Liga, que desde hace años se ha etiquetado por ser el circuito más atractivo por la calidad y gran presencia de estelares.

Y esa actitud timorata corresponde a un esquema que muchos de los clubes plantean en el marco de la pandemia poniéndola de pretexto para afirmar no poder mantener una nómina abultada en razón del decremento de ingresos, acentuando lo ocurrido la campaña pasada en que por la ausencia y/o notable disminución, en su caso, de público en los parques de pelota se sufrieron severas pérdidas en la adquisición de productos o servicios en los estadios, aunado a la merma en el apoyo de patrocinadores.

Otro de los temas es que al parecer la temporada no iniciará como suele ser ordinario entre el día 10 y el 12 de octubre de cada año, pero tampoco se retrasará como fue el año que recién concluyó, sino que ahora se busca inicie quizá la primera semana de octubre para concluir antes de las festejos decembrinos y que los Playoffs arranquen en el mismo diciembre y no hasta enero, a efecto que al terminar la fiesta grande antes de lo previsto, el equipo campeón pueda contar con espacio suficiente para reforzarse adecuadamente y llegar con idóneo descanso a la Serie del Caribe.

Además, se está vislumbrando una propuesta de revisión al calendario de este el más importante certamen beisbolero latinoamericano de manera que al culminar antes de lo usual no coincida el cotejo final, como ocurre casi cada año, con el llamado Super Bowl del futbol americano, que atrae demasiada atención de fanáticos y le resta, dicen, reflectores a la conclusión de la Serie del Caribe.

Un tema que vuelve a llamar la atención es que los jerarcas del beisbol mexicano profesional no se atreven a dar el paso para evitar la absurda discriminación imperante en la LMP, dado que se sigue considerando como mexicanos solamente a peloteros nacidos en México a pesar de que otros tengan las condiciones nacionales de que les dota la Constitución a quienes aun habiendo nacido fuera de territorio nacional son mexicanos por haber nacido de padre o madre o ambos padres mexicanos, o incluso haberse nacionalizado como tales por las vías legales. 

Hay que recordar que este paso ya se dio en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en primavera-verano, donde hace años, dejando de lado situaciones de conflicto entre grupos de equipos en posición encontrada, se prohijó fuera obligatorio aceptar que a todo pelotero mexicano que la Carta Magna le ampare con ese derecho fuera considerado plenamente para jugar como tal.

En tanto, se mantiene en la LMP el absurdo esquema de solamente hacer una autorización parcial limitada, sin criterio fijo determinado a quienes por presiones, por intereses o por razones que se desconocen, periódicamente modifican el estatus de solo unos cuantos peloteros foráneos a fin de considerarlos mexicanos y no se hace en el marco de una regla general clara y apegada a leyes, como debiera ser. 

Bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones