Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

¿Por qué el cariño a Chivas en el DF?

Por: Emilio Fernando Alonso

¿Por qué el cariño a Chivas en el DF?

¿Por qué el cariño a Chivas en el DF?

Es indudable el gran cariño que tienen las Chivas Rayadas del Guadalajara en casi todas las ciudades del país, que con algunas excepciones como en ciudades del Norte (Torreón y Monterrey), cuando los rojiblancos se presentan juegan casi como en casa, pero ninguna apoya tanto a las Chivas como la Ciudad de México, y la afición capitalina los acompaña también cuando juegan en ciudades cercanas a la antigua Tenochtitlán, como Pachuca, Toluca y Puebla.

Este fenómeno volvió a presentarse el domingo pasado cuando los pupilos de Matías Almeyda se presentaron en el Estadio Olímpico México 68 de Ciudad Universitaria ante los Pumas, logrando tener la mejor entrada de la campaña en ese estadio donde ingresaron 30 mil espectadores con boleto pagado y apoyando de principio a fin a su equipo pese a que las cosas no han rodado bien para el chiverío.

Después de sobreponerse a un tempranero gol del chileno Nicolás Castillo al minuto 3 del partido, las Chivas jugaron un buen segundo tiempo apoyados por su fiel afición capitalina, y lograron igualar a uno en el segundo tiempo con gol de penal de Oswaldo Alanís, y manejaron el cotejo jugando más tiempo en terreno enemigo hasta tener la oportunidad con un segundo penalti en su favor, al minuto 90, de ganar el juego, sólo que Alanís voló esta vez su remate desde los 11 pasos para enviar a su gente con un sabor agridulce, más agrio que dulce de regreso a casa.

Aunque parezca que no hay explicación para este fenómeno social que se da desde hace muchos años en la capital de nuestro país cuando las Chivas se presentan ahí, hay dos cosas que platicando con viejos aficionados y prominentes periodistas de gran trayectoria, se puede colegir que el gran cariño y apoyo para el equipo tapatío en la capital viene desde la década de los cuarenta cuando nació el futbol profesional en nuestro país, los equipos representativos de la Colonia española en nuestra nación, numerosa y muy fuerte económicamente, tenía dos equipos como el Asturias, del cual mi tío Pepe Alonso, asturiano como mi abuelo paterno Don Emilio Antonio, fue presidente y el Real Club España, que con base en excelentes jugadores españoles, algunos de ellos en su tiempo integrantes de la Selección de España, acaparaban los títulos de nuestro naciente futbol profesional cuando se jugaba la llamada entonces Liga Mayor, básicamente con equipos originarios de la Ciudad de México donde sólo había dos estadios, ambos propiedad de los clubes de la colonia española el Parque  Asturias y el  Parque  España. Sólo el Atlante y el Necaxa, y en menor grado el América, le daban batalla a los equipos de origen hispano, pero eso terminó: primero con la incursión de la gloriosa Selección Jalisco y la invitación para formar parte de esa Liga Mayor de cuadros fuertes de la provincia, como el León y los veracruzanos del Veracruz del puerto jarocho, Moctezuma y el ADO (Asociación Deportiva Orizabeña, de Orizaba), pero sobre todo con la llegada de las Chivas Rayadas del Guadalajara, equipo 100% mexicano que cautivó a los aficionados con su futbol técnico, alegre y de buen trato al balón, que algunos años después quebraría la hegemonía de los equipos de la Colonia española y se ganó el cariño y admiración del público de todo el país, y en especial de la afición capitalina que gozaba cada victoria de los humildes muchachos mexicanos frente a los “curros” españoles, que eran apoyados en las tribunas por la crema y nata de la alta sociedad capitalina de aquellos años.

Después llegaría la gloriosa época del “Campeonísimo Guadalajara”, base de la Selección mexicana que acrecentó el cariño del público capitalino, ya no por vencer a los equipos de raíz española sino a los nuevos ricos, los “millonetas” del América, en una rivalidad creciente que dio origen al llamado “Clásico” del futbol mexicano, vigente hasta la actualidad, y que vamos a vivir una vez más el próximo sábado en el Estadio Akron de las Chivas.

La presencia de las Chivas en CU causó tanta expectación que los boletos casi se habían agotado días antes del choque.

Desafortunadamente las Chivas pese a su buena reacción al quitarse una desventaja de 1-0 tras el gol del chileno Nicolás Castillo desde el minuto tres, empataron primero con gol de penalti de Oswaldo Alanís y en el minuto 90, tuvieron un segundo penal a su favor que pudo significar el triunfo, pero Oswaldo voló su remate y se esfumó esa oportunidad, enviando a su fiel afición de regreso a casa triste pues dejaron ir la victoria, y ahora se medirán ante el líder e invicto América el próximo sábado en su Estadio Akron, juego durísimo por lo bien que andan las Águilas de Miguel Herrera y los problemas del chiverío que no han podido solucionar dentro del campo.

Temas

Lee También

Comentarios