Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 18 de Septiembre 2019
Ideas |

Perversidad política de Trump afecta al beisbol

Por: Salvador Cosío Gaona

Perversidad política de Trump afecta al beisbol

Perversidad política de Trump afecta al beisbol

Decisiones políticas que parecían ajenas al rey de los deportes, han terminado por aterrizar en el centro del diamante. La prohibición por parte de La Major League Baseball (MLB) a sus jugadores de participar en La Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), según ha trascendido, es un severo golpe a los peloteros venezolanos que suelen jugar en esa Liga durante el receso de la Gran Carpa, y se ha significado como una de las primeras repercusiones públicas de las nuevas sanciones económicas impuestas por el Gobierno de Estados Unidos a Venezuela.

Lo anterior es resultado de un decreto firmado hace algunas semanas por el presidente de los Estados Unidos de América del Norte, Donald Trump, a través del cual establece una amplia prohibición que impide que las compañías e individuos hagan negocios con el gobierno socialista de Nicolás Maduro. Dicha orden ejecutiva colocó a la nación sudamericana en una lista de adversarios de Estados Unidos, en la que también se encuentran Cuba, Corea del Norte e Irán, los cuales han sido objeto de ese tipo de medidas financieras agresivas.

La Liga Venezolana de Beisbol Profesional es una de varias en las que los peloteros de las Mayores se integran al concluir la campaña en Estados Unidos para perfeccionar sus habilidades, pero el decreto anunciado por el vecino país del Norte los ha dejado impedidos para hacerlo esta vez, lo mismo que a los peloteros de Ligas Menores, aunque no se les impedirá regresar a su hogar al concluir la temporada de la Gran Carpa según lo reportado por medios de comunicación como The Wall Street Journal.

“Venezuela ha servido desde hace tiempo como una importante incubadora para el talento que llega a las Grandes Ligas, pero en los últimos años la relación se ha deteriorado constantemente en medio de una crisis política y una contracción económica en el país peor que la de la Gran Depresión. Los equipos de las Ligas Mayores han cerrado sus academias en Venezuela y ya no mandan reclutadores.

Actualmente, los equipos de jóvenes venezolanos con aspiraciones para jugar beisbol a nivel profesional dependen cada vez más de las estrellas venezolanas en las Grandes Ligas para que les ayuden a financiar sus viajes para competir en campeonatos.

La petrolera estatal de Venezuela, PDVSA, ha sido un patrocinador importante de la Liga de beisbol del país, pero el gobierno de Trump también sancionó a la petrolera hace unos meses como parte de un esfuerzo continuo para dejar sin dinero al gobierno de Maduro y en apoyo al líder opositor Juan Guaidó.

No es la primera ocasión en que la política interfiere con el beisbol durante el gobierno de Trump. Hace unos meses, el Departamento del Tesoro se dispuso a revertir una decisión tomada durante el mandato del ex presidente Barack Obama que permitía que los peloteros cubanos firmaran contratos directamente con las organizaciones de las Grandes Ligas.

La política implementada en el gobierno de Obama autorizaba que las Ligas Mayores pagaran a la Federación Cubana de Beisbol una cuota de liberación equivalente a 25% de la bonificación a cada jugador cubano al firmar su contrato. La ley estadounidense prohíbe prácticamente todos los pagos al Gobierno en La Habana dentro del embargo de 60 años de antigüedad, pero las Grandes Ligas argumentaron que la Liga de beisbol cubana no forma parte oficial del Estado.

Tampoco podemos perder de vista que ya se habían tenido algunas señales de que algo podía ocurrir tras la tensa relación entre las dos naciones, y una de ellas fue la cancelación de la Serie del Caribe prevista para jugarse en la ciudad de Barquisimeto este año y que fue suspendida de último momento y mudada a Panamá.

Ello sin contar que por  vez primera en 70 años una campaña de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional no comenzará en octubre como es habitual, sino noviembre y en vez de 62 partidos tendrá 42.

Bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1
 

Temas

Lee También

Comentarios