Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Patrón peligroso

Por: Salvador Páramo

Patrón peligroso

Patrón peligroso

La escandalosa administración en los Estados Unidos parece gozar el caos y problemas que ellos mismos infieren. En un jueves revelador, el presidente cambió de opinión, o por lo menos buscó establecer un tono muy diferente a las amenazas anunciadas el miércoles. La primera y más importante fue su discurso diferente sobre un posible ataque en Siria. Donald acudió a los medios para enfatizar que no se trataba de un ataque inminente y que las acciones de su contraparte serían las que decidirán cuándo tendría que ser necesaria una intervención, narrativa muy diferente a la de presumió Donald Trump el miércoles a través de Twitter.

Los mensajes cruzados se han convertido en norma dentro de esta administración, el presidente dio instrucciones a los miembros de su gabinete económico y comercial para buscar regresar al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). Un tratado con matices similares al de libre comercio de América del Norte, pero con naciones asiáticas. Donald supo vender muy bien durante su campaña la necesidad de reiniciar acuerdos multilaterales ya que perjudicaban la economía nacional; sin embargo, ahora es evidente que el tratado de cooperación transpacífico protegía a los Estados Unidos del poder e influencia disponible para China.

Los 15 meses que Donald ha habitado la Casa Blanca deberían de haber sido suficientes para que el público perdiera el interés sobre sus políticas, pero cuando el estado de ánimo del presidente y las decisiones que puede tomar pueden tener consecuencias catastróficas, tengo que regresar al argumento sobre su capacidad mental para hacer su trabajo. Como todo escándalo en esta administración no podemos olvidar que hace poco más de un par de meses la preocupación sobre su capacidad para dirigir un país estaba en tela de juicio; sin embargo, en una marea disfuncional el público y los medios pierden interés rápidamente y se ocupan de cubrir el próximo inevitable escándalo.

El Partido Republicano que logró en 2016 controlar las tres ramas de gobierno, pero debe de estar consciente que cuando llegue noviembre probablemente lo perderán. Si Donald Trump persigue su iniciativa para despedirá a Bob Mueller y enterrar la investigación especial entre la campaña presidencial y el gobierno ruso debe ser suficiente para sellar su administración. Sin apoyo partidario y una casa dividida, cualquier agenda de Donald Trump estará destinada al fracaso. Más de un año se le ha dado la oportunidad al presidente para que asuma con respeto la oficina a la que fue electo; sin embargo, la Casa Blanca opera como si apenas fueran llegando.

Temas

Lee También

Comentarios