Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
Ideas |

Para entender al Peje

Por: Sergio Aguirre

Para entender al Peje

Para entender al Peje

He escrito aquí de forma reciente varios textos tratando de dar con los parámetros, ópticas o presupuestos no solo para poder entender las contradicciones, sinsentidos, absurdos, ingenuidades y sandeces, tanto de propuestas como de dichos y acciones de AMLO y su equipo para entender cómo va la transición. Sino además de poder tratar de hacer predicciones sobre lo venidero. Lo sé. Es muy complicado. Pero vale la pena el esfuerzo.

Los parámetros platicados desde antes son: 1. López Obrador va por todo el poder -y si se puede para siempre- imponiendo su estilo personal de gobernar: calar, parecer delirar, seguir en campaña, intrigar enfrentando a los suyos, etcétera. Si no. ¿Se le dió el poder total para no ejercerlo? 2. Los únicos límites a sus facultades son los grupos de poder cuya finalidad es encontrar el favor presidencial. Sus límites no son ni los otros poderes, la Ley, ni los tratados ni la Constitución porque los puede modificar-controlar a su antojo. 3. Adiós a la cleptocracia. Bienvenida la mafiocracia (si no véase a tanto malandro en MORENA). También así, a la mala, se están y seguirán peleando los puestos clave de toda la administración pública. Pero es vital mantener su influencia o popularidad de a como sea, cueste lo que cueste. Y con esos criterios tomará sus decisiones.

Pero no me había percatado de una cuarta óptica muy importante. 4. Como ya se sabe, el proyecto de MORENA desde su fundación era además de ser partido, un movimiento con un proyecto transexenial, preferente en la misma persona de AMLO, o en su caso de alguno de sus achichincles. Tal como lo hizo el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, la idea era llegar a la mitad del mandato lo suficientemente poderoso políticamente para obtener el control total del Gobierno. Así fue como Chávez, mediante un regaladero bestial de dinero previo pudo incluso aprobar una nueva constitución (con reelección) a su antojo a la mitad de su primera administración. Vale la pena recordar lo expresado por el propio López Obrador en campaña: las reformas vendrían en la segunda parte del sexenio. Pero aquí pasó algo impredecible. Como ya se dijo antes, le dimos todo ese poder ya, cuando para ellos era un proyecto de mediano plazo. Ya pueden reformar todo.

¿Qué implicaciones puede tener el haber llegado MORENA tres años antes de lo planificado a dicha posición de poder? ¿Representa una debilidad o una fortaleza? Para comenzar, el gabinete anunciado durante su campaña pudo ser diseñado para llegar al objetivo ya logrado. Eso implicaría cambios muy tempranos en el mismo. De hecho ya ha habido un puñado de movimientos. Como todo lo planificado ya no sirve, deben estar construyendo en las rodillas nuevas tácticas y objetivos. No es lo mismo buscar mantener que buscar acrecentar el poder. Pero también juega un criterio de oportunidad. Como los resultados de la elección intermedia son al final del día solo especulaciones, no puede dejar de hacer todas sus reformas ya. Además los más radicales de MORENA exigirán (y con razón) esos cambios inmediatos. Todo lo cual significaría dos cosas. Una, no estaban ni están preparados para tomar todo el poder ganado. La otra, quizá veamos demasiado pronto el lado oscuro del nuevo régimen. Les conviene “adelantarse” tres años, porque además con ello, pueden tomar el control del INE para garantizar la elección intermedia. La polarización reinará.

sergio@aguirre-consultores.com.mx / @seraguirre)

Temas

Lee También

Comentarios