Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019
Ideas |

#MinistraContratista, episodio desalentador

Por: Jaime Barrera

#MinistraContratista, episodio desalentador

#MinistraContratista, episodio desalentador

Hace poco más de cuatro años, el 11 de marzo de 2015, Andrés Manuel López Obrador escribió en su cuenta de Twitter: “Al triunfo de MORENA los ciudadanos elegirán a ministros de la Corte, no como ahora que los nombran Salinas, Diego, Azcárraga, EPN, PRIAN”.

Está claro que con lo ocurrido el martes en el Senado, con la elección de Yasmín Esquivel como la ministra que sustituirá en la Suprema Corte de Justicia de la Nación a Margarita Luna Ramos, AMLO incumplió esa promesa ahora como Presidente, e incurrió en lo que tanto criticó de sus antecesores.

Los cuestionamientos a López Obrador vinieron desde el momento mismo que propuso la terna a la Cámara Alta, en la que también figuraba Loretta Ortiz (la menos impresentable) y Celia Maya, por la cercanía de las tres a Morena y al propio Presidente. Y peor aún, la desaprobación no era sólo por algún eventual conflicto de interés, sino por su pobre desempeño en su comparecencia ante las y los senadores donde exhibieron estar desactualizadas de las últimas ponencias y debates en la Corte. Eso sin dejar de apuntar que la posición conservadora que mostraron respecto a los derechos de las mujeres, acusa de incongruencia a los y las senadoras de Morena, que en teoría, se esperaba que defenderían y postularían a alguien con principios de izquierda.

Tal vez confiado en el enorme capital político con el que cuenta ahora que es el Presidente con la aprobación popular récord de la historia de México, López Obrador decidió pagar el costo y pedir a su bancada y sus aliados en el Senado hacer lo necesario para imponer como nueva ministra a Esquivel, pese a ser la esposa de José María Riobóo, contratista que hizo los segundos pisos en la Ciudad de México cuando el tabasqueño fue jefe de Gobierno, y quien siempre ha estado cerca de él. Ayer en redes sociales la mofa era que el nombramiento de esta ministra era como si Peña Nieto haya impuesto a la esposa del dueño de la empresa Higa, contratista favorito del priista y quien había vendido la escandalosa Casa Blanca a la pareja presidencial.

Lo más preocupante es que este episodio no sólo golpea la credibilidad del Presidente, al repetir conductas que antes reprobó, sino también al Senado y a la propia Suprema Corte.

Si aquí escribí que el caso de la Guardia Nacional había sido un episodio alentador porque la Oposición demostró saber convertirse en contrapeso, y la bancada morenista y sus aliados ceder para llegar a acuerdos, ese avance quedó anulado el martes, cuando los opositores no se mantuvieron firmes para regresar la terna al Presidente y obligarlo a enviar otra, con perfiles con las credenciales y la experiencia adecuada, y no a incondicionales.

Episodio desalentador porque ganó el autoritarismo presidencial, la oposición se dobló seguramente por algunas migajas, y el Poder Judicial en situación vulnerable.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Comentarios