Martes, 02 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

México: la vacunación que no fue

Por: Jorge O. Navarro

México: la vacunación que no fue

México: la vacunación que no fue

La pandemia del COVID-19 cumple casi un año. Cuando febrero 2021 esté llegando a su fin registraremos una cifra superior a los 150 mil fallecimientos, si no es que mucho más. Dos problemas graves mantendrán en vilo a las autoridades los estados: el alto índice de hospitalización y la escasez crónica del oxígeno para decenas de miles de personas contagiadas.

No hay ninguna bola de cristal para adivinar este escenario. Se trata solamente del seguimiento matemático a las tendencias que se registran en nuestro país, actualmente la cuarta nación en el planeta con más personas fallecidas por la pandemia.

¿Y las vacunas? ¿Qué ha ocurrido con la esperanza que construimos desde que el pasado 24 de diciembre 2020 iniciamos, como pioneros en América Latina, la vacunación del personal médico mexicano?

Varias cosas pasaron sin que el gobierno federal pueda poner control:

1.    Las vacunas no están llegando como se presumió. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hace dos semanas que más de 400 mil vacunas de la farmacéutica Pfizer estarían arribando a nuestro país “cada semana”. No fue así. Sólo el 11 de enero se cumplió con el compromiso.

¿Qué ocurrió? Justo una semana después el Mandatario mexicano anuncia en “la mañanera” que el gobierno federal aceptó la recomendación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que el laboratorio disminuyera los envíos a México y, en contraparte, inicie con el envío a las naciones con menores recursos que no tienen vacunas todavía.

¿Cuál fue la reacción? Personalmente planteé una consulta en mi cuenta de Twitter @JonasJAL y la mayoría de los votantes (más del 80 por ciento) cuestionan la decisión presidencial.

2.    Un porcentaje indeterminado de vacunas está destinándose a personas que no forman parte del personal médico (enfermeras, doctores, camilleros, etc.) que está atendiendo en primera línea a los contagiados de COVID-19.

Es insultante. No se trata de una investigación periodística o judicial que haya dado con quienes se saltaron la fila. Hay imágenes que se distribuyen en redes sociales. Existen también movimientos de protesta de personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Entre quienes han recibido la vacuna no sólo figuran funcionarios de menor nivel (regidores incluidos), sino también miembros de los llamados “Servidores de la Nación”, ese equipo nombrado por directivos del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que no sólo hacen censos de población fuera de norma, sino que ahora también están involucrados en la estrategia de vacunación universal para combatir la pandemia de coronavirus.

¿Quién o quienes, con qué autoridad y fundamentados en qué leyes o reglamentos han determinado que estas personas participen en la estrategia de vacunación y además, reciban antes que el personal médico la vacuna?

Lamentablemente, el presidente Andrés Manuel López Obrador avaló este comportamiento en la rueda de prensa “mañanera” de este 18 de enero.

3.    Aumenta, a pesar de todas las restricciones, el número de hospitalizados y contagiados. Habría que añadir que crece con los días la intención de gobiernos locales (municipios y estados) de comprar por su cuenta la vacuna y administrarla.

La realidad es que la estrategia está fallando.

La sensación de injusta distribución y aplicación de la vacuna crecerá, irremediablemente, con el paso de los días.

Eso divide a México. Y no nos conviene, sobre todo en este año electoral.

jonasn80@gmail.com / @JonasJAL