Viernes, 14 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Los malabares y la esperanza de Biden

Por: Daniel Rodríguez

Los malabares y la esperanza de Biden

Los malabares y la esperanza de Biden

Aún no se cumplen los primeros cien días de la administración de Joe Biden y ya enfrenta su primera crisis dentro del gabinete que es provocada por un problema -de la migración masiva- que no tiene solución inmediata.

Aunque en Washington se diga que la renuncia de Roberta Jacobson -embajadora de Estados Unidos en México entre 2016/2018-, a la posición de Coordinadora de la Casa Blanca para Asuntos de la Frontera con México estaba programada, la sensación que se percibe es que surgió como señal de desaprobación después de la designación de Kamala Harris -vicepresidenta- para hacerse cargo de la misión de frenar la migración irregular desde Centroamérica y ser el puente entre la Oficina Oval con El Salvador, Honduras y Guatemala. Para algunos analistas, esa duplicidad de funciones provocó la renuncia, ya que se pensaba que la labor de Jacobson era precisamente esa, coordinar las acciones en la frontera y ser el eslabón con los países centroamericanos.

Aunado a eso, Ricardo Zuniga, el hombre elegido por la administración estadounidense para viajar a los países del Triángulo del Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala), no fue recibido por el presidente salvadoreno Nayib Bukele. Un desplante que caló profundo en el país vecino del norte, enviando una señal confusa que surge en un momento cuando hay que encontrar soluciones y actuar en coordinación.

Y para colmo, la única solución para intentar frenar el flujo de migrantes, que es fortaleciendo las economías de los países que ‘expulsan’ a sus ciudadanos, es imposible aplicarla en estos momentos, ya que el presupuesto que se propone destinar para ayudar esos países está incluido en el paquete de la Reforma Migratoria que se ve difícil que en estos momentos pueda ser analizada, legislada y aprobada en el Congreso.

Hoy, la solución del flujo de migrantes queda en manos prácticamente de México, que se ve en la necesidad de militarizar su frontera sur -como ya sucedió en días pasados- para impedir el paso de las caravanas y convirtiéndose en un policía fronterizo del vecino del norte.

El pasado fin de semana Chistopher Landau, ex embajador de Estados Unidos en México, publicó un artículo en el New York Times, culpando a Biden del problema migratorio y donde defiende la política de la administración Trump, rechazando que la política del ex mandatario hubiera provocado la llegada de migrantes a la frontera en busca de asilo. “Con la creacion del programa ‘Quedate en Mexico’, evitamos el asilo directo. Desinsentivamos la migracion para dejarlos en Mexico”. Efectivamente, ellos rechazaron a los migrantes, nos involucraron y nos endosaron el problema.

Biden está atado de manos, con un problema heredado en parte, con miles de migrantes tocándole la puerta, sin los recursos para ofrecer la ayuda necesaria, sin colaboración de algunos de los países afectados y esperanzado de que México sea el tapón para no agravar el problema. ¿Usted, qué opina?.

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También