Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Julio 2019
Ideas |

Los favorecidos son los del Sur

Por: Jorge O. Navarro

Los favorecidos son los del Sur

Los favorecidos son los del Sur

La confrontación de posturas estaba anunciada desde tiempo atrás y sólo faltaba un pretexto para refrescarla. Al contrastarse el presupuesto federal del Presidente Andrés Manuel López Obrador con el que propone para Jalisco el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, el choque se da, por decirlo así, de modo natural.

Aunque no necesariamente uno debe excluir al otro, las posiciones ya son inamovibles y el tema escalará, a menos que algo cambie en los próximos días.

El Presidente López Obrador presentó un presupuesto que tiene por delante uno de los lemas de campaña que se convirtió casi en un mantra: “Por el bien de México, primero los pobres”. Y así queda estipulado, al beneficiar a las personas mayores, los jóvenes sin oportunidades y los estados del Sureste del país, que han sido tradicionalmente los más desfavorecidos, los que carecen hasta de lo elemental para grandes sectores de su población.

Los objetivos de la administración federal, sin embargo, no han encajado con el programa de trabajo de Jalisco, donde Enrique Alfaro tiene una obligación real con los habitantes del Estado. Votaron por él mayoritariamente para que se combatan varias carencias, que no son menores.

Está el tema de la movilidad. Sólo la Zona Conurbada de Guadalajara, por cierto la ciudad con más automóviles per cápita en América Latina, padece la falta de desarrollo del transporte masivo; por eso se hace hincapié en la Línea 4 del Tren Ligero, que no fue considerada para recibir financiamiento en el paquete de López Obrador. ¿Y la Línea 3? Queda la impresión de que será una fuente de problemas y escándalo, antes que una solución.

Y además, con tantos años sabiendo que tenemos junto a la ciudad el río más contaminado de Latinoamérica, el Santiago, sorprende también que no se consideren recursos federales para su saneamiento.

Además, hay un proyecto, la Presa “El Purgatorio”, que es otro de los eslabones en la cadena de obras que garantizarían agua potable para los municipios conurbados. Una urbe que se presume la segunda del país y que pretende más desarrollo y atracción de inversiones, no puede conseguirlo si no garantiza el abasto de agua.

Y están las carreteras. Se requiere más infraestructura carretera para generar mayor desarrollo turístico en Puerto Vallarta, sin olvidar que la administración de Aristóteles Sandoval se fue reconociendo que al menos 900 kilómetros de carreteras estatales requieren reconstruirse.

Pero estos proyectos no fueron contemplados en el plan presidencial y el gobernador Enrique Alfaro anuncia movilización y reclamo, con el apoyo incluido de los presidentes municipales.

La cuestión es si no puede haber conciliación, puntos de vista acercados. Si no se puede todo para todos, sí al menos una aproximación. Pero con los elementos a la vista, eso es menos que improbable.

Después que el gobernador Enrique Alfaro y los alcaldes que lo acompañen hagan ver su inconformidad quizá en el Palacio de San Lázaro, el único camino posible para cumplir con los proyectos locales es aumentar la deuda.

Queda un largo camino para que las cosas se reacomoden, porque como Jalisco y sus municipios, se hallarán en situación similar varios estados más en el país. Está visto que en este sexenio los favorecidos serán los del Sur.

Temas

Lee También

Comentarios