Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Los avatares de Meade

Por: Diego Petersen

Los avatares de Meade

Los avatares de Meade

El precandidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade, no la está pasando bien. Ser el tema de discusión en las columnas no es agradable, pero ser el tema de conversación en las sobremesas es señal de alerta. ¿Es verdad que la campaña de Meade no prende y que podrían cambiar al candidato?

Lo primero es cierto. Está costando mucho trabajo posicionar al candidato entre los propios priistas. Fuera de la clase alta, del stablishment, priistas o panista, que están felices con la candidatura del ex secretario de Hacienda, el resto del PRI no solo no está contento, no entiende ni se siente representado por su candidato a quien ven como un tránsfuga del PAN. Es tan, pero tan tecnócrata, tan lejano al discurso y la historia, pero sobre todo tan ajeno al partido que los militantes del PRI siguen sin entender cómo se come ese platillo. 

No es la primera vez que el PRI se ve en esa situación. Tan no es inédito que hasta los chistes son los mismos. La candidatura de Colosio sufrió los mismos embates, aunque por causas distintas, y la candidatura de Zedillo, el candidato sustituto tras el asesinato de Luis Donaldo tardó mucho en prender. El chiste que soltó Ricardo Anaya de por qué le dicen la semana santa al candidato del PRI… porque no se sabe si caerá en marzo o abril, es exactamente lo mismo que decían de la presidencia de Ernesto Zedillo en 1995. Que Andrés Manuel insista en que el PRI va a cambiar de candidato porque “ese pastel ya no se infló” tiene el único propósito me meter presión y para aumentar el nerviosismo y las malas decisiones dentro de los estrategas de la campaña priista.

Nadie puede decir que la presidencia esté definida, falta mucho, muchísimo partido por jugar. Lo que es cierto es que José Antonio Meade ha tenido el peor arranque de los tres candidatos fuertes

Nadie puede decir que la presidencia esté definida, falta mucho, muchísimo partido por jugar. Lo que es cierto es que José Antonio Meade ha tenido el peor arranque de los tres candidatos fuertes y que si no hace cambios en su equipo, pero sobre todo en su estrategia cada día perdido es irrecuperable. Hay errores tan básicos como mantener un anuncio de felicitación de año nuevo a mediados de enero o de organizar reuniones cuando no es posible juntar a los oyentes. 

En el promedio de cuatro encuestas (Financiero, Universal, Reforma, GEA-ISA) de finales del año pasado Meade estaba tercer lugar (21 puntos) cuatro debajo de Anaya (25) y 14 debajo de López Obrador (35). Las siguientes mediciones públicas las conoceremos entre finales de enero y principios de febrero, pero seguramente los candidatos y la presidencia de la república tendrán números del día y de ahí el ataque de los contendientes y la preocupación en el PRI.

El PRI no va a cambiar de candidato, sería un error terrible, pues el que llegara no podría volver a unir al partido, pero de que urgen cambios en los estrategas de la campaña no hay duda.
 

Temas

Lee También

Comentarios