Jueves, 22 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Libertad o censura

Por: Daniel Rodríguez

Libertad o censura

Libertad o censura

A finales del año pasado se publicó el Índice Chapultepec de la Libertad de Expresión y Prensa de las Américas, que fue elaborado en coordinación entre la Sociedad Interamericana de Prensa (SIC) y la Universidad Católica Andrés Bello de Chile. Este documento revela las condiciones de libertad de prensa en que se encuentran 22 países del continente.  Una de las principales conclusiones señala que en México en este renglón “hay retroceso”. Y agrega que en nuestro país hay “una restricción parcial de la libertad de expresión y prensa”.

En la escala de medición sobre 100 puntos posibles, México está a la mitad con apenas un 51.42, que se interpreta que no hay censura total, pero tampoco hay libertad absoluta.

De acuerdo con el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Humanos y Políticos, hay una violacion a los derechos de quienes son censurados. Es muy claro el Artículo que dice que “Nadie podrá ser molestado a causa de sus opiniones”. Además, establece que la libertad de expresión es la protección y el perfeccionamiento de la democracia Por esa razón podemos concluir que si no hay esa libertad plena, sencillamente no hay aceptación al pluralismo y por ende no hay democracia total.

Esta semana en México un conocido analista político, Angel Verdugo, quien contaba con una considerable audiencia radiofónica en un programa matutino y con amplia participación en las redes sociales, renunció a su posición manifestando que la empresa donde prestaba sus servicios le comunicó en  que en sus intervenciones “había unos temas que no podía tocar...Tren Maya, Dos Bocas, aeropuerto Santa Lucía y tampoco criticar al Presidente…”.

De esta manera Verdugo se suma a la lista de Carlos Loret de Mola, Victor Trujillo ‘Brozo', Carmen Aristegui, Pedro Ferriz de Con, etc. etc. etc., quienes salieron de diferentes medios de comunicación por razones que pudieron ser contractuales, de autocensura de los propios medios o bien por una recomendación -no de Los Pinos como pudiera haber sucedido en el pasado- ahora desde Palacio Nacional. Lo lastimoso es eliminar las voces que son el conducto de un sector de la población que manifiestan la inconformidad a las acciones y formas de un gobierno. 

El informe de la SIC señala que “no puede afirmarse que la libertad de expresión este amordazada, pero con algunas acciones institucionales el Estado mexicano tiende a condicionarlas”. Todos los días, desde la conferencia de Palacio (la Mañanera), el presidente Lopez Obrador dedica buena parte del tiempo a quejarse de la cobertura que le dan los periódicos y se refiere a las críticas de los analistas políticos que en su mayoría no están de acuerdo con la forma de administrar ni con las decisiones que se han tomado para buscar la pregonada Cuarta Transformación.

Percepción es realidad. Las señales o acciones que Lopez Obrador envía y los efectos -que pudieran ser indirectos- que provoca en los medios de comunicación en cambios de personal y de contenido, dan la impresión que no son problemas contractuales, de formato o autocensura, sino más bien una ‘recomendación' de muy arriba. ¿Usted, qué opina?

Por Daniel Rodriguez
daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También