Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 11 de Diciembre 2019
Ideas |

Ley de revocación de mandato

Por: Luis Jorge Cárdenas Díaz

Ley de revocación de mandato

Ley de revocación de mandato

El día cinco de este mes, los diputados aprobaron las reformas constitucionales que regularán la revocación de mandato a quienes hayan sido electos por votación pública, incluyendo el Presidente de la República.

El mecanismo consiste en el derecho a votar en las consultas populares convocadas por los ciudadanos de una o más entidades federativas. Para esto, es necesario el consentimiento de al menos el tres por ciento de los inscritos en el padrón de electores del INE.

Ahora se podrá enviar a su casa a diputados y senadores faltistas, presidentes municipales y gobernadores prepotentes y autoritarios y a cualquiera de los funcionarios de elección popular por corrupción o ineficiencia. A mitad del período se podrá hacer una evaluación para dar de baja a quien no haya cumplido con su deber. 

La revocación de mandato fortalece la democracia y constituye un freno para los funcionarios que hagan mal uso del poder que el pueblo les otorga con su voto.

Flota en el ambiente la incertidumbre de que, toda vez que la revocación de mandato se hace por votación, igualmente puede servir para prolongar el mandato mediante la reelección a la cual se ha manifestado Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que no se reelegiría, pero no puede creerse nada de lo que diga porque ha dado muchas muestras de volubilidad.

En dos años se presentará la oportunidad de revocar el mandato a nuestro presidente; para eso se requiere tener el respaldo de al menos 40% del listado nominal y de éste, por lo menos 65% debe aprobar la revocación, lo cual no sucedería si hoy se hiciera la votación porque somos testigos de un curioso fenómeno que ocasiona que entre más errores comete, más se fortalece el índice de aprobación.

Ya veremos qué actitud toma AMLO en los próximos dos años para que acumule más inconformidades que, hasta la fecha, ya suman una buena cantidad, como son: la cancelación del aeropuerto de Texcoco, el control de la Suprema Corte en lo que influyó el nombramiento de Ministro a la esposa del contratista José María Riobóo,- la Lic. Jazmín Esquivel,- a quien tiene asignada la construcción del  aeropuerto en Santa Lucía, el apoyo al dictador venezolano Nicolás Maduro y al ex presidente de Bolivia Evo Morales, la cancelación de la reforma educativa, el tratamiento blandengue a la delincuencia, el castigo fiscal a los empresarios, el bloqueo de las vías del tren en Michoacán, la mortandad producida por el huachicoleo, el incremento en los índices de la delincuencia en todas sus modalidades con el consiguiente número de muertos y desaparecidos más grande de la historia y del mundo, el deterioro de la economía, el enfrentamiento con el Ejército, la provocación para enfrentar a las clases sociales con la distinción de chairos y fifís, el apoyo al gobernador de Baja California para ampliar su periodo de 2 a 5 años, la pifia del operativo de Culiacán por la fallida captura del hijo del Chapo Guzmán, el ofrecimiento de liberar al ex gobernador de Quintana Roo Mario Villanueva preso por peculado y, en general, esa actitud que nos infunde el temor de llevar el país hacia el socialismo, que  es una doctrina económica que ha empobrecido más a los países que la practican. A esto hay que agregar las calamidades que se acumulen en los próximos dos años.

Temas

Lee También