Martes, 02 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Las vacunas como patrimonio de la 4T

Por: Jaime Barrera

Las vacunas como patrimonio de la 4T

Las vacunas como patrimonio de la 4T

Le pregunté el lunes pasado en las Noticias Gdl de la noche en Televisa Guadalajara al secretario de Salud, Fernando Petersen, por qué iniciar en los municipios del interior de Jalisco la vacunación de las y los adultos mayores contra el coronavirus, cuando el mayor número de contagios y fallecimientos de este, el sector más vulnerable al virus, se registraba en el Área Metropolitana de Guadalajara.

Su respuesta fue tajante: Eso nos lo preguntamos todos pero así lo dicta el Modelo Nacional de Vacunación contra el COVID-19 que diseñó el gobierno federal y en el que el gobierno estatal no pudo tener injerencia.  

A diferencia de las primeras vacunas para el personal médico (que siguen preocupados por saber cuándo llegarán a Jalisco los biológicos de la farmacéutica Pfizer para su segunda dosis que los acabe de inmunizar sin perder la vigencia de la primera), los gobiernos estatales tuvieron al menos que mandar las listas del personal de salud para la asignación de las vacunas, pero en lo que toca de las dosis para los adultos de la tercera de edad quedaron sólo en calidad de acompañantes, como se vio ayer en el arranque de esta campaña.

La vacunación para las y los jaliscienses mayores de 60 años de edad inició en medio de la confusión. Por ejemplo, la primera en recibir el biológico en Etzatlán, María Martha Vacío, de 64 años, dijo que no se había registrado en la página de internet y que sólo le bastó ser la primera en formarse para ser atendida. Así pues, nadie sabe a ciencia cierta, ni el gobierno federal se ha molestado en aclarar si los llamados serán los del padrón de beneficiarios del programa “60 y más” que reciben apoyos económicos del gobierno de la 4T a los que contactaron telefónicamente los “siervos o servidores de la nación”; los que tienen el comprobante que consiguieron luego de muchos intentos para registrarse en la página de internet que habían explicado era la ruta para recibir la vacuna; o si de plano es para todo el que se forme. Con ese nivel de improvisación inició la aplicación del primer lote de este medicamento que alcanzará sólo para menos del 10 por ciento de los alrededor de 700 mil adultos mayores que viven en Jalisco, sin tener certeza de cuándo mandarán otra entrega y cuándo iniciará la vacunación en la Zona Metropolitana. 

El monopolio y la cerrazón del gobierno de la 4T en el manejo y aplicación de la vacuna, aún de forma caótica, es una nueva confirmación de que por encima de la lógica médica y de salud, está el uso político-electoral que se evidenció desde el 23 de diciembre que llegó el primer cargamento de Pfizer y se hizo toda una parafernalia con secretarios de estado incluidos, y se incluyó a los “siervos de la nación” en las brigadas para su aplicación, sin olvidar la propaganda de Morena, donde mentirosamente afirma que donó la mitad de sus prerrogativas para la compra de las vacunas. Los gobiernos estatales, como el de Jalisco, quisieron disputar esa bandera comprando sus propias vacunas, pero la carencia de vacunas en el mundo lo impidió, al menos en el corto plazo.

Por eso las vacunas anticovid quedaron como patrimonio de la 4T, con el alto riesgo político de usar electoralmente un tema tan delicado como el de la salud, más aún por todos los tropiezos cometidos desde el inicio en el manejo de la pandemia y ahora en la aplicación de las vacunas.

jbarrera4r@gmail.com

Coronavirus

Temas

Lee También