Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 14 de Diciembre 2019
Ideas |

Las dos muertes de Ricardo Monreal

Por: Diego Petersen

Las dos muertes de Ricardo Monreal

Las dos muertes de Ricardo Monreal

Monreal murió dos veces el día de ayer. No solo dejó de ser el interlocutor de la oposición en el Senado, el gran negociador de los asuntos delicados en el único espacio donde Morena no es mayoría, sino que perdió el liderazgo de su propia bancada.

Después de la elección fraudulenta de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en la que no pudo explicar dónde quedaron dos papeletas que cambiaban completamente el sentido de la votación, ayer por la mañana dijo que repetiría la elección para que no quedaran dudas. Parecía que una vez más el político zacatecano se convertía en el puente negociador, en el gran hacedor de la política, pero por la tarde sus compañeros se le voltearon, lo dejaron literalmente colgado de la brocha y se negaron a repetir la elección.

La ruta que ha tomado el Senado al imponer por la vía de un fraude electoral a Rosario Piedra Ibarra al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es un derrotero que llevaba irremediablemente a la destrucción de la institucionalidad y por tanto de la credibilidad de uno de los pilares del contrapoder en México. Pero no solo eso: haber mantenido la simulación es una mancha de la que la Cámara alta difícilmente se librará. Las posibilidades de construir consenso en el futuro se reducen sustancialmente.

Haber mantenido la simulación es una mancha de la que la Cámara alta difícilmente se librará

Nos puede caer bien, mal o regular el senador Ricardo Monreal, da igual, lo cierto es que se había convertido en un puente político fundamental no solo para la oposición sino para el proceso de cambio que quiere emprender López Obrador en México. Este Senado, con esa composición, se mantendrá todo el sexenio y cualquier cambio constitucional requiere de una negociación. Mantener el nombramiento de Piedra Ibarra tal como se dio tendrá un costo para proyecto transformador de Morena.

No son pocos los que consideran que Piedra Ibarra no es, por su perfil, idónea para ese puesto. Hay quienes incluso sostienen que jurídicamente es inelegible como titular de la Comisión por su adscripción partidista; sin embargo, el Senado el día de ayer impuso la versión 2019 del “haiga sido como haiga sido” dejando muchos heridos en el camino. Qué poco diferentes son los diferentes cuando se trata de lo mismo. Ayer no solo perdimos la posibilidad de una CNDH fuerte y que ejerza un contrapeso al poder, pues la más afectada por las formas será la propia Rosario Piedra, también perdimos al Senado como el espacio de la alta política del país. RIP, dos veces RIP.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También