Jueves, 09 de Julio 2020
Ideas |

La suspensión de la Liga MX: consecuencias económicas

Por: Andrés Gallegos

La suspensión de la Liga MX: consecuencias económicas

La suspensión de la Liga MX: consecuencias económicas

La cancelación oficial del Torneo Clausura 2020 de la Liga MX es sólo uno de los múltiples golpes financieros que las industrias del deporte y entretenimiento globales han recibido por la pandemia del COVID-19. Decisiones previas como la desaparición del torneo de Ascenso ejemplifican las medidas drásticas de los “dueños del balón” en México para mantener estable un gran negocio que sufrirá pérdidas importantes en los próximos meses. 

En un contexto de crisis económica por la pérdida de ingresos y empleos derivados de la pandemia, el futbol mexicano no quedará exento de estos perjuicios. Según un estudio del Grupo de Economistas y Asociados (GEA) de 2019, respaldado por la Liga MX y fundamentado con la información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el valor total de producción del balompié azteca es de 114 mil millones de pesos, equivalente a 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, con ventas totales en 2018 por 55 mil 800 millones de pesos. Este valor no toma en cuenta la derrama económica indirecta que deja el futbol en sectores como restaurantes o bares. 

Con ello, el futbol representa el 54% de los ingresos que genera toda la industria deportiva en México, dando trabajo a 192 mil personas, entre los cuales no solo están los futbolistas, directivos o entrenadores, sino también los utileros, personal de limpieza, taquilleros, vendedores afuera de los estadios o los departamentos de mercadotecnia, comunicación o redes sociales. Debido al cierre de los estadios al público, los clubes han dejado de percibir buena parte de los dos mil 500 pesos que un aficionado gasta en promedio por partido, y si tomamos en cuenta que el promedio de las entradas en México por juego es de 27 mil espectadores, cada equipo deja de percibir 67.5 millones de pesos por cada juego en casa suspendido. 

Otra afectación económica para la Liga MX es el declive de los patrocinios por la crisis generada por la pandemia. De acuerdo a un análisis de la compañía Two Circles, el 2020 verá un decremento del 37% en los ingresos globales por patrocinio. Mientras que en 2019 las ligas deportivas ingresaron poco más de 46 mil millones de dólares, en 2020 las marcas pondrán casi 29 mil millones. Esto no será ajeno en nuestro país, en donde clubes como Monterrey, Morelia y Tijuana tienen hasta 20 sponsors cada uno, de acuerdo al diario El Economista.  

Los derechos de transmisión que recibe cada club también tendrán que reducirse por la suspensión del Clausura 2020. Según información del periodista David Medrano, Monterrey es el equipo que más cobra por este concepto, al recibir 380 millones de pesos de Fox Sports. Otros clubes que aspiraban a elevar sus ingresos por esta vía deberán hacerse a la idea de que las ganancias menguarán. Un caso concreto son las Chivas. Previo al inicio de este torneo, el cuadro rojiblanco gastó más de 50 millones de dólares (MDD) en jugadores, un gran desembolso económico que pretendían recuperar mediante un mayor cobro de los derechos de transmisión que finalmente se cedieron a TV Azteca, Multimedios y TUDN. Aunque pretendían cobrar 45 MDD anuales, las Chivas se tuvieron que conformar con recibir 10 millones en un lapso de seis meses, y posteriormente, renegociar al alza de acuerdo al éxito deportivo del club. Sin embargo, la suspensión del campeonato afectó notablemente estas aspiraciones. 

“No podemos garantizar, si esto sigue así, que aguante el negocio. Ninguno lo aguanta”, advirtió Jesús Martínez, dueño del Pachuca, a la cadena televisiva ESPN. Pero si se toma la crisis como una oportunidad de cambio, ojalá se vea una reestructura del balompié mexicano que sea deportivamente más atractiva, y no sólo se centre en lo económico. 
 

Temas

Lee También