Jueves, 06 de Octubre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La medalla que AMLO se llevó en El Zapotillo

Por: Jaime Barrera

La medalla que AMLO se llevó en El Zapotillo

La medalla que AMLO se llevó en El Zapotillo

Hace más de un año, en agosto de 2021, que finalmente el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se definió y presentó una propuesta para destrabar la construcción y los litigios de más de una década por la Presa El Zapotillo entre pobladores y autoridades, casi a la mitad de su gestión, hablé aquí de una “tercera vía” diseñada por la 4T, con la que por fin parecía que se podían terminar casi cuatro décadas de debates estériles e inversiones multimillonarias en proyectos y obras que siempre quedaban inconclusas por disputas de poder de la clase política y gubernamental de Jalisco en detrimento de la calidad de vida de una población que cada día carecía más de agua.

Y es que esta alternativa parecía quedar en el punto medio de las posturas más radicales de ecologistas que siempre apoyaron a los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo que planteaban que se cancelara para siempre la construcción de la Presa El Zapotillo, y las propuestas iniciales de los gobiernos de Jalisco y Guanajuato que querían la presa a 105 metros para maximizar el almacenamiento de las aguas del Río Verde, lo que implicaba inundar a esas tres comunidades.

El proyecto que presentó aquella vez el titular de la Comisión Nacional del Agua (CNA) Germán Martínez Santoyo, en Temacapulín y con la ausencia del gobernador Enrique Alfaro, consistía en que la presa podría quedar a 80 metros, para no inundar los tres pueblos, y que sólo fuera para dotar de líquido a la Zona Metropolitana de Guadalajara y Los Altos, pero ya no para la ciudad de León, Guanajuato.

Esta propuesta significó una clara flexibilización de la postura inicial del Gobierno de la 4T que originalmente parecía oponerse a la conclusión de la presa según lo declarado por el primer titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Toledo, en una visita al poblado de Temacapulín a fines de julio del 2019, cuando consideró que había “una multitud de argumentos” que mostraban “la inviabilidad” de la Presa El Zapotillo. 

Pero no sólo eso. El Presidente dejó de lado criterios técnicos y sacó todo su colmillo político para cumplir su promesa de escuchar a los pobladores y no inundar sus pueblos (como no lo hicieron Alfaro ni su antecesor, el finado Aristóteles Sandoval). Y para asegurar que se llegara a una solución definitiva dejó su propuesta a consideración de los pobladores. Dos meses después regresó y escuchó su contrapropuesta de que aunque la cortina quedara a 80 metros, en la presa el almacenamiento de agua no superara los 42 metros, para lo que se tendrían que habilitar vertederos que aseguraran que aún con fuertes tormentas la presa no se inundara más allá de lo acordado.

Esta solución no agradó al Gobierno estatal, pero fue aceptada por AMLO. Por eso el lunes pasado, luego de que el domingo vino el Presidente a supervisar la obra, el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua, que siempre apoyó a los pobladores que iban ha ser inundados y a los agricultores de Los Altos, emitió un comunicado en el que señalan que les “complace que el Gobierno federal” pusiera en ejecución su “propuesta”, y al Gobierno estatal por aceptar “la solución final al proyecto El Zapotillo”. La medalla, pues, se la llevó el Presidente.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones