Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Abril 2019

Ideas

Ideas |

La Primavera, un asunto de todos

Por: Jaime Barrera

La Primavera, un asunto de todos

La Primavera, un asunto de todos

Los casi 18 años que tiene la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) con sus oficinas centrales en Zapopan, de poco han servido para pregonar con lo más próximo, y hacer del Bosque La Primavera un ejemplo de manejo sustentable que lo blinde contra los incendios que año con año padece.

A nivel local, propietarios y autoridades municipales y estatales han logrado en los últimos años mejorar el diseño institucional para contener con mejores instrumentos legales toda la presión que sufre esta área natural protegida por el crecimiento de la mancha urbana y la voracidad de algunos empresarios inmobiliarios.

Esas políticas, sin embargo, han sido insuficientes para cuidar debidamente el principal pulmón que limpia en parte el aire que respiramos y la más grande fábrica de agua del Área Metropolitana de Guadalajara, por la maraña burocrática que sigue haciendo lentos los esfuerzos para su protección y manejo, y lo poco que se ha trabajado para involucrar y concientizar a toda la ciudadanía de los servicios que el bosque nos presta como comunidad.

Prueba de ello es la cadena de incendios que sufrió la semana pasada el Área Natural Protegida (ANP) del Bosque La Primavera, sobre todo el último de ellos que inició la tarde del viernes en la zona conocida como Los Asaderos, en el municipio de Tlajomulco, y que afectó al menos mil 900 hectáreas.

Una de las primeras lecciones que deberá quedar de estos nuevos siniestros en el bosque, es que vale más y es menos oneroso invertir en la prevención que, literalmente, apagar los fuegos. En ese sentido será pertinente calcular el costo de la movilización por más de dos días, de los más de 600 elementos de distintas dependencias municipales, estatales y federales, y la utilización de casi centenar y medio de vehículos y siete helicópteros que en 179 descargas vertieron más de 200 mil litros de agua.

Pese a no ser el peor incendio que se ha registrado en la historia reciente de la Primavera (en el 2004 una serie de incendios ocasionaron en el último de ellos una afectación de más de 3 mil hectáreas) el hecho de que esta vez las llamas se hayan aproximado como nunca antes hasta los límites de áreas de zonas habitacionales como El Cielo y Bugambilias (que no debían haber estado ahí), y que las corrientes de aire hayan empujado los humos y las cenizas que dispararon emergencias atmosféricas en las colonias del Poniente, Sur y Centro del Área Metropolitana de Guadalajara, la conflagración ganó una atención sin precedente en la población, que quedó demostrada en las redes sociales donde se mantuvo como tendencia prácticamente todo el fin de semana. Ojalá esa visibilización de todo lo que perdemos cuando el fuego consume La Primavera sirva para contribuir todos a su protección, desde los constructores que deben desistir de vulnerar esta zona natural, los propietarios para capacitarse en el uso del fuego para sus actividades productivas, como todos los paseantes que gozan y disfrutan del bosque para no dañarlo con las fogatas y las bachichas de los cigarros.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Comentarios