Martes, 02 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Jalisco 2021: los aspirantes políticos

Por: Jorge O. Navarro

Jalisco 2021: los aspirantes políticos

Jalisco 2021: los aspirantes políticos

Mientras los preocupados miran con estupor el crecimiento de contagios y hospitalizaciones por la pandemia del coronavirus y muchos más se quiebran la cabeza buscando maneras para que el dinero alcance en este complicado inicio de 2021 con crisis económica, hay una reducida cantidad de jaliscienses que sigue adelante con sus planes electorales: son quienes forman parte de las élites dirigentes en partidos políticos, los tradicionales y los recién llegados.

Parece aún lejano, pero el fragor de la competencia electoral crecerá poco a poco al pasar las semanas. Dentro de los partidos ya hay una competencia feroz y todos repiten la reiterada dinámica de desacreditarse mutuamente, por una parte, y tratar de agradar al líder más influyente.

¿Qué tipo de candidatos o candidatas tendremos en la campaña electoral 2021? ¿Nuevos, muy pocos?

La mayor parte de quienes aparecerán en publicidad y en boletas serán viejos conocidos: exdiputados, exalcaldes, exregidores… un porcentaje notable, sobre todo entre quienes competirán bajo la bandera de Morena y Hagamos, serán de los que llaman “reciclados”. Ya han estado en otros partidos políticos y por una u otra razón abandonaron y ahora aparecen como impulsores de la 4T.

Antes de que el vocerío de ellas y ellos ocupe todo el espacio de comunicación, un rápido diagnóstico.

Primero, el partido dominante en Jalisco: Movimiento Ciudadano.

Rompieron alianzas. Sus “aliados” de Acción Nacional o el Partido de la Revolución Democrática deberán buscar su propia vía y sus oportunidades.

Los naranjas dominan las principales ciudades y tienen mayoría en el Congreso estatal. Las mayores alcaldías (Guadalajara, Zapopan, Tlajomulco, Tlaquepaque, Tonalá, Puerto Vallarta, Zapotlán, Tepatitlán) son de MC. En las que no hay reelección, muy probablemente habrá candidato, no candidata… la excepción puede ser Tlaquepaque.

Ocurre casi siempre que la fuerza de la campaña de los aspirantes a la alcaldía “arrastra” la intención de voto para los candidatos a una diputación.

La figura central seguirá siendo el gobernador Enrique Alfaro. Esta elección, la primera desde hace muchos años en la que él no estará en una boleta, será la prueba central para su principal confrontación, la que tendrá con Morena.

¿Y qué pasa con el partido del presidente López Obrador?

Morena en Jalisco cuenta con un activo que lo mismo puede pesar mucho o diluirse en el aire: la intención de voto. Sólo eso.

Cuando le preguntan a las personas por cuál partido votaría, la mayoría responde que lo haría por Morena. Eso puede modificarse mucho cuando hay un candidato o una candidata de por medio. La intención del voto es mucho más volátil.

Morena en Jalisco tiene el grave problema del desorden interno, la falta de liderazgo y el canibalismo entre grupos. Acaba de llegar como delegado del Comité Nacional un senador, José Narro Céspedes. Su reto es evitar que los morenos sigan saboteándose entre ellos. Muy difícil que lo consiga.

Su labor ha sido una copia fiel de lo que hacían antes los delegados del PRI… reuniones y mensajes. Tomarse la foto con todos, dando esperanzas aquí y allá. Aún no hay idea de si podrá controlar las ambiciones al dar las candidaturas a los influyentes de siempre. ¿Alguien duda de que Carlos Lomelí será candidato?

En una siguiente entrega… los aspirantes de otros partidos.

jonasn80@gmail.com / @jonasJAL

 

Temas

Lee También