Miércoles, 05 de Octubre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Inegi 4T

Por: Jaime Barrera

Inegi 4T

Inegi 4T

Tal vez porque una de las frases favoritas y a la que más recurre el Presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se le cuestionan resultados aún con cifras oficiales de sus políticas de gobierno, es la de “yo tengo otros datos”, es por lo que muchos dentro y fuera del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se pusieron nerviosos por la nominación de Graciela Márquez Colín, quien fuera al principio del gobierno de la autollamada cuarta transformación su secretaria de Economía, como la nueva titular de esa institución en sustitución de Julio Santaella, cuyo trabajo es reconocido por propios y extraños y que bien podía haber sido ratificado en el cargo para un segundo período.

Pero los preocupantes afanes de control de todo lo que huela a contrapeso y a independencia del Poder Ejecutivo, hicieron que AMLO (al igual que pasó con la sustitución de última hora de Arturo Herrera para poner a su subsecretaria de egresos, Victoria Rodríguez Ceja como nueva gobernadora del Banco de México (Banxico) se inclinara por una allegada a la 4T.  

Aunque si bien la Constitución dicta que es el Presidente de la República quien propone de entre los integrantes de la Junta de Gobierno a quien ocupe la presidencia del Inegi, lo cierto es que también señala que es el Senado el que debe ratificar el nombramiento, y ayer luego que López Obrador la destapó en su rueda de prensa mañanera, la propia Márquez Colín dio por un hecho en sus redes sociales que a partir del primero de enero asumiría la titularidad del Inegi “y con ello la responsabilidad de dirigir esta institución autónoma, encargada de la generación, difusión y conservación de la información estadística y geográfica en México”. Cuentan que tanto apresuramiento de la vicepresidenta del Inegi no cayó nada bien en el Senado, sobre todo entre las bancadas de la oposición.

Aunque como licenciada y con posgrados en economía, y su doctorado en Historia por la Universidad de Harvard, respaldan el buen nivel intelectual de Márquez Colín, lo cierto es que su paso por la Secretaría de Economía fue más que modesto. Además lo que se comenta dentro del Inegi es que poco se ha notado su llegada hace seis meses a la Junta de Gobierno, más allá de haber despedido a todo un equipo de apoyo que la institución le tenía a su cargo, pese a que le explicaron que se trataba de colaboradores que estaban ahí luego de concursos en el programa de Servicio Profesional de Carrera. 

No habrá que olvidar además que a principios del sexenio, el entonces presidente nacional del partido Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, intentó una primera intervención de la 4T en el Inegi, al proponer modificar la Constitución para que también revisara la información financiera y patrimonial de cada uno de los mexicanos, accediendo a su información bancaria y fiscal, para difundir estos resultados cada dos años, que por fortuna no prosperó.

Ojalá la nueva titular del Inegi esté a la altura de las circunstancias, deje de lado sus compromisos políticos y de verdad preserve la autonomía de esta institución clave del país y que respete el trabajo de los directores generales y regionales, y a sus equipos que le han dado una gran solidez a esta institución y no se eche por la borda toda la confianza que los mexicanos tenemos en los que nos cuentan y describen muchas de nuestras características, hábitos, indicadores y posicionamientos como nación.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones