Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 12 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Indigentes y migrantes: los sin miedo

Por: Pablo Latapí

Indigentes y migrantes: los sin miedo

Indigentes y migrantes: los sin miedo

Dos noticias nos han impactado humanamente hablando en los últimos días: el asesinato en serie a pedradas de indigentes en las calles de Guadalajara, y el furioso intento de migrantes centroamericanos por cruzar la frontera entre Guatemala y México.

En el primer caso, las víctimas fueron hombres en situación de calle (como tantos otros en el país) que por la noche mientras dormían en algún rincón o recoveco de las calles de la capital de Jalisco, fueron asesinados cuando alguien les dejó caer violentamente en la cabeza desde una altura considerable una enorme piedra.

Durante varios días, antes de presumiblemente ser detenido gracias a los videos de las cámaras de seguridad de la zona, sembró el terror en las calles.

Sin embargo, y a pesar de ello, más de la mitad de los indigentes, después de ser amablemente invitados por elementos de Protección Civil municipal a refugiarse en albergues ex profeso, se negaron y prefirieron seguir viviendo y durmiendo en las calles.

-Es lo nuestro, le decían a las autoridades.

Como el tema de un asesino en serie se convirtió en un boom  periodístico, incluso a nivel nacional, una oleada de reporteros invadió las calles para preguntar a los indigentes si no sentían miedo ante la amenaza de ser asesinados.

Y su cara lo decía todo. El mensaje era algo así como: si ya he dejado todo, familia, ingresos, salud, cualquier posesión, entonces a qué se le puede temer.

Y en el caso de los migrantes fue sobrecogedor ver a varios hombres con niños en brazos lanzándose a romper mallas y cercas en la frontera con tal de cruzar. Lo dejaron todo para iniciar esta temeraria aventura, arriesgando incluso la vida en un enfrentamiento violento con las policías de los distintos países, con tal de mejorar.

Y la pregunta es la misma: no da miedo el viajar así, sin saber siquiera a dónde se va y a qué se va.

Y la respuesta tiene que ver con las condiciones que están dejando atrás: si en México nos quejamos de las condiciones en que viven nuestros pobres, en los países centroamericanos su situación es peor, son muchos más, y no ven alternativas cercanas para salir adelante.
Indigentes y migrantes son “los sin miedo”.

Los últimos eslabones.

Cuán descompuesta está nuestra organización social para que existan personas así, sin miedo, y capaces de hacer cosas difíciles de comprender (dormir en la calle o aventurarse contra cercos y policías) sin saber qué les espera mañana, si es que para ellos existe un mañana.

Temas

Lee También

Comentarios