Martes, 22 de Septiembre 2020
Ideas |

Fuera machos de los curules

Por: María Gómez Rueda

Fuera machos de los curules

Fuera machos de los curules

Samuel García, senador del partido Movimiento Ciudadano, demostró que la cultura misógina habita en cada espacio de nuestro país. Como servidora pública me decepciona y preocupa. ¿A qué aspiramos si nuestros colegas hombres en la política toman nuestras agendas a broma? ¿Por qué hasta que se les señala piden que se les eduque? Lo mínimo que esperamos de ellos es que se capaciten en perspectiva de género, con sus recursos, sin esperar que nosotras les señalemos alguna violencia.

Analicemos e identifiquemos las agresiones a través del violentómetro, un instrumento creado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para reconocer expresiones de violencia ocultas en la vida cotidiana. Mariana hablaba con Samuel, él la interrumpió y señaló en ella una falla. A las mujeres nos interrumpen tan frecuentemente que tuvimos que crear el término “manterrupting”, machointerrupción en español. “¿Mucha pierna?”, pregunta ella, pero él la ignora -nivel cuatro-. Su esposo la cela -nivel cinco-, culpabiliza -nivel seis- y ridiculiza -nivel ocho- cuando le pide que baje la pierna insistentemente y alzando la voz. No olvidemos que la transmisión tuvo miles de espectadores, por lo que la humillación fue pública -nivel nueve-. Es alarmante que en menos de un minuto la violencia alcanzó el nivel once de los veintiocho del violentómetro: controlar y prohibir.

La violencia escala, insistimos en la importancia de detectarla desde su inicio y frenarla para prevenir los feminicidios. El contexto nos lo exige. Ustedes y yo sabemos que esta escena es común en México, las relaciones sociales entre hombres y mujeres están atravesadas por la violencia y la desigualdad. Es urgente y necesario que se reconozcan y modifiquen las conductas machistas.

Al día siguiente Samuel pidió disculpas y aseguró que el machismo es el cáncer de nuestro país.

Esto es otra demostración de lo que nos enfrentamos. El patriarcado es histórico y sistemático, es imposible lograr cambios significativos de la noche a la mañana. Ni él ni sus asesores parecen comprenderlo ya que se atrevieron a sugerir que en algunas horas transformó su pensamiento y modificará todas sus acciones.

Sabemos que no es tarea sencilla o rápida pero cada vez estamos más atentas a las agresiones y no nos quedaremos calladas. Señalaremos la violencia hasta vivir libres y seguras.

No podemos replicar la cultura actual, nos toca a todas y todos, incluidos los medios de comunicación, construir día a día una realidad más justa.

María Gómez Rueda

Regidora Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género en Zapopan
 

Temas

Lee También