Domingo, 27 de Septiembre 2020
Ideas |

Fernando Valenzuela merece estar en Cooperstown

Por: Salvador Cosío Gaona

Fernando Valenzuela merece estar en Cooperstown

Fernando Valenzuela merece estar en Cooperstown

La grata noticia de haberse creado un inédito Comité, espléndido tanto por su dimensión cuantitativa como cualitativa, que tiene como noble objetivo impulsar que Fernando Valenzuela llegue al Salón de la Fama del beisbol mundial en Cooperstown, da pie a recordar lo que al respecto del destacadísimo beisbolista sonorense se publicó hace poco más de un año en este mismo espacio y que preserva su actualidad, pues manifesté:

“Dice la máxima popular: ‘honor a quien honor merece’ y es por ello grato el que en fechas recientes se hayan suscitado dos eventos en homenaje a Fernando Valenzuela Anguamea, quien sin lugar a dudas es el más importante pelotero mexicano histórico, en acordancia a su exitosa trayectoria, su comportamiento ejemplar como deportista y humano, además de la trascendencia e influencia comunitaria.

Y es que en reconocimiento al también llamado “Toro de Etchohuaquila”, la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) tuvo el buen gesto de haber establecido el  6 de julio de 2019 como “El Día de Fernando Valenzuela”, y por ese motivo, los 16 equipos que integran el circuito portaron en esa fecha el número 34 que Valenzuela usó durante su transitar en la MLB, siendo relevante el que a partir del día siguiente de la fecha en que se homenajeó a Fernando en la LMB, el número 34 fue oficialmente retirado.

El otro gran suceso fue que hace pocos días, los Dodgers de Los Ángeles decidieron merecidamente honrarlo como parte de los más destacados peloteros que históricamente han estado en sus filas, en el selecto grupo denominado “Leyendas del Beisbol de los Dodgers”, que para ser más claros, es algo así como el Salón de la Fama del icónico equipo californiano, con lo que así, formalmente es ya Fernando un ícono de dicha organización beisbolera, indudablemente de las más influyentes del rey de los deportes.

Hay que recordar que en el año 1979 llegó Valenzuela a los Misioneros de San Antonio, la principal sucursal en Ligas Menores de Dodgers, y el 10 de septiembre de 1980 fue ascendido al equipo grande de los albiazules, siendo que en la campaña de 1981 abrió el juego inaugural en el Astrodome de Houston, ante la lesión del zurdo Jerry Reuss, que era el anunciado y ganó el juego por 2-0, siendo el primero de sus ocho triunfos al hilo, ligando además 36 innings sin aceptar carrera y resultando una gran campaña al haber endilgado 180 ponches, lanzando 11 juegos completos con un total 192 innings y un tercio, logrando superar así al estelar Tom Seaver en la lucha por el trofeo Cy Young, ganando además el galardón “Bate de Plata” al mejor bateador entre los lanzadores de la Liga Nacional.

Fernando Valenzuela participó en cinco Juegos de Estrellas, en 1986 ganó 21 juegos y en 1990 lanzó juego sin hit ni carrera ante los Cardenales de San Luis, habiendo logrado 173 victorias durante 11 temporadas con Dodgers con un promedio de efectividad de tan sólo 3.54 carreras limpias admitidas.

Además de su gran desempeño con Dodgers, participó con Serafines de Anaheim, Orioles de Baltimore, Phillies de Filadelfia, Padres de San Diego y Cardenales de San Luis.

Mención especial merecerá su desempeño tanto la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) como en la LMB, siendo muy emocionante recordar su paso por Charros de Jalisco, quienes ya lo han homenajeado, haciendo falta el honor que deben rendirle en la propia Liga invernal, además que se deba conjuntar esfuerzos entre Dodgers, la LMB y la LMP, además de ahora también con el respaldo de la oficina presidencial para la promoción y el desarrollo del beisbol (PROBEIS), para impulsar a Fernando al Salón de la Fama de las Grandes Ligas, pues merece tener su lugar, junto a los grandes como él, en Cooperstown”. («Bambinazos» en El Informador , 25/07/2019)

Y habrá que reiterar que así como en esa época cuando los Dodgers le hicieron ese merecido homenaje por ser una de las grandes figuras del beisbol reconociendo su trascendencia deportiva y comunitaria, y habiendo determinado la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) retirar en todo el máximo circuito profesional mexicano jugándose en primavera-verano el número de Valenzuela, aún hace falta el que unan esfuerzos los jerarcas de todos los equipos en los que Fernando jugó en la Gran Carpa, así como de las organizaciones beisboleras por las que transitó en las ligas mexicanas del juego de pelota, tanto la estival (LMB) como la invernal (Liga Mexicana del Pacífico LMP) a fin de consolidar el mayor reconocimiento que Valenzuela merece, que es llevarlo a Cooperstown.

Pero es preciso también contar con el respaldo que debe otorgar en este empeño el Gobierno de la República, tanto por conducto del propio Presidente como a través del organismo oficial ProBeisbol, pues significaría impulso sustancial al Comité para procurar que el oriundo de Etchohuaquila llegue al Salón de la Fama del mejor béisbol del mundo.

El Comité que se ha forjado es un gran paso y habrá que trabajar con denuedo para lograr el noble fin que se busca, haciéndolo por Fernando, pero también en pos del fortalecimiento del béisbol mexicano y de Latinoamérica del que Valenzuela es un trascendental símbolo.

Temas

Lee También