Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 25 de Marzo 2019

Ideas

Ideas |

Falso crecimiento

Por: Sergio Oliveira

Falso crecimiento

Falso crecimiento

Después de casi dos años de bajas ininterrumpidas, el mercado mexicano de automóviles nuevos mostró un crecimiento de 1.9% en enero pasado. Este número, visto fuera de contexto, puso a pensar a más de uno. Algunos llegaron a sonar las campanas, alabando al nuevo Gobierno y atribuyéndole el resultado. El consumidor estaría más confiado y los resultados ya se veían, así de rápido. Ojalá a largo plazo tengan la razón, que las cosas mejoren será benéfico para todos los que vivimos y amamos este país, pero la subida de ventas en diciembre sólo se debe  a un factor: General Motors.

En enero pasado, el segundo mayor vendedor de automóviles del país, bien dirigido por Ernesto Hernández, tomó una decisión dramática y cambió su forma de operar con relación a sus distribuidores. Al observar que los clientes de sus cuatro marcas no estaban contentos con el proceso de entrega de las unidades, el grupo decidió que el bono por venta de cada unidad ya no se daría como antes al momento en que se facturaban, sino hasta después de entregada la unidad. Esto evitaría casos como el de un cliente que, al recoger su auto nuevo un viernes 7:30 pm, de repente se vio obligado a hacerlo a oscuras porque apagaron las luces de la agencia sin importar quién estuviera ahí.

El cambió en la forma de operar modificó las cifras de ventas y GM -entonces como ahora segundo lugar en ventas en México, solo por debajo de Nissan- cayó al cuarto puesto, con ventas que descendieron 52.2%.

La situación sigue difícil

Hoy, con sus cifras de ventas ya regularizadas, GM vendió 18,222 unidades, un crecimiento de impresionante -aunque irreal- 106.9%. Para entender la realidad de GM en 2019, sin embargo, es más preciso comparar los resultados de enero de 2019 contra los del mismo mes de 2017 y entonces veremos que el grupo tuvo números prácticamente idénticos, ya que en enero de 2017 comercializó 18,410 vehículos nuevos. Vaya, después de dos años de ventas a la baja, el hecho de que General Motors México tenga en 2019 un resultado similar al de hace dos años es excelente, por esto alabo la gestión de Hernández.

Si todo ese rollo no hubiera ocurrido el año pasado y GM hubiera reportado un mes de enero normal, es decir, con alrededor de 18 mil unidades vendidas, la comparación del mercado mexicano este año vs el pasado mostraría que estamos muy por debajo. En enero de 2018 las ventas totales fueron de 109,145 vehículos contra 111,211 en el mismo periodo de este 2019.  Cuando sumamos las cerca de 10 mil unidades menos reportadas por GM, el número “normal” de 2018 hubiera sido de 119 mil vehículos comercializados, por lo tanto, muy superiores a la cifra de este año.

Seguimos mal porque todas las demás grandes fueron mal: Nissan; VW; FCA; Toyota; Honda; Ford. Hasta Hyundai experimentó su primera baja, mientras que Kia, aún un fenómeno en México, solo pudo crecer 1%.

Fuera algunas marcas medianas como Renault, Peugeot, Seat, Mazda y, principalmente, Suzuki, nadie está creciendo este 2019. Las cifras de los siguientes ocho o nueve meses aún van a reflejar la distorsión provocada por GM y mostrar probablemente no un crecimiento, sino una caída menor que la real. Si esto va a servir para mejorar la confianza del consumidor, por ejemplo, bienvenida la distorsión, pero la realidad no se verá reflejada en los números difundidos.

Temas

Lee También

Comentarios