Viernes, 28 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Estrategia: No tener estrategia

Por: Pablo Latapí

Estrategia: No tener estrategia

Estrategia: No tener estrategia

¿Qué pensará realmente el Presidente López Obrador sobre el combate al crimen organizado?

Su mensaje de “abrazos y no balazos” y su reiterada crítica a gobiernos anteriores por haber declarado la guerra al narco y de forma innecesaria haber “pateado el avispero” no convence a nadie, mucho menos cuando regiones enteras del país se consumen social y económicamente al estar dominadas por las actividades de grupos delincuenciales que tienen secuestrada parte de la vida nacional.

Mientras él promete que no declarará la guerra a nadie, todos los días hay brigadas del Ejército y la Guardia Nacional que se desgastan para tratar contener el avance de cárteles muy poderosos y maniatados porque no pueden planear una ofensiva que consiguiera ganar algo de terreno al crimen organizado.

La lucha es más desigual que nunca porque aunado al poderío militar y económico de los cárteles, se suma la poca iniciativa oficial por combatirlo.

La propuesta de López Obrador par combatir al crimen organizado es cambiar las condiciones de pobreza y marginación de las comunidades más marginadas para evitar así que niños y jóvenes vean como única alternativa profesional el migrar a los grupos delincuenciales, y para ello es que reparte millonadas en programas sociales que teóricamente habrán de erradicar la pobreza.

Y si bien es cierto que su propuesta tiene lógica la gran paradoja es que la población en condiciones de pobreza y marginación es más de la mitad de los mexicanos y además que no hay dinero que alcance para conseguir su objetivo buena parte del dinero se pierde en los laberintos burocráticos y partidistas del gobierno en turno.

Crear condiciones más o menos favorables para que los jovencitos no vean como alternativa el narco llevará años y será cuestión de varias generaciones.

Mientras tanto el crimen organizado sigue ahí, más poderoso que nunca, y las únicas mermas que tiene hoy en día es cuando se enfrentan entre cárteles rivales y eso multiplica las bajas en ambos bandos.

Siendo así pareciera que la estrategia de López Obrador es no tener estrategia.

Se limita exclusivamente a un discurso político que por cierto domina como pocos.

El principal problema de inseguridad en el país, y que ha limitado la producción económica en vastas regiones y limitado la movilidad nacional es la presencia del crimen organizado.

Es un reto mayúsculo tener una estrategia que permita por un lado avances en su combate pero al mismo tiempo evitar los baños de sangre sobre todo civil que vimos en los últimos años.

Como estadista es un tema al que tendría que entrarle.

A la mitad del sexenio queda claro que “no se ve claro” qué piensa realmente el Presidente López Obrador sobre este tema, y todo apunta a que seguirá así hasta el 2024.

Mientras buena parte del país se consume.

platapi@hotmail.com

Temas

Lee También