Viernes, 07 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Envían a la Corte su propio Bonillazo

Por: Jaime Barrera

Envían a la Corte su propio Bonillazo

Envían a la Corte su propio Bonillazo

La aprobación el jueves pasado en el Senado de la reforma al Poder Judicial, que extiende dos años el mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, no es la primera tentación autoritaria con la que nuevamente el gobierno de la autollamada cuarta transformación pretende romper el orden republicano.

Habrá que recordar que en 2019 hubo un primer experimento que asomó los ánimos reeleccionistas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador cuando nunca se opuso ni se manifestó en contra de la llamada Ley Bonilla, con la que el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, quería extender su mandato de dos años para los que fue electo, a cinco.

Ese episodio fallido de Morena contra la democracia fue parado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde cumplieron su deber al ratificar que el triunfo electoral del candidato de Morena a la gubernatura de Baja California era sólo para un periodo de dos años y no de los cinco que pretendía mañosamente este méxico-americano amigo personal de AMLO.
La iniciativa aprobada en el Senado parece una nueva intentona en ese sentido que deberá ser detenida en la Cámara de Diputados, ya que viola flagrantemente el artículo 97, párrafo 4, de la Constitución, que mandata que el plazo máximo en la presidencia de la SCJN es de cuatro años sin opción de reelección para el periodo inmediato siguiente.

Lejos de manifestarse en contra de esta iniciativa que viola la autonomía del Poder Judicial desde el Poder Legislativo, como lo hizo en el Caso Bonilla, el Presidente de la República se manifestó a favor de ampliar el mandato de Zaldívar, ya que dijo, “le tengo confianza”.

Hasta ahora han sido firmes las posturas de defensa de la autonomía del Poder Judicial que ha asumido Zaldívar, como cuando recientemente salió a respaldar el trabajo del juez Juan Pablo Gómez Fierro, quien brindo la primera suspensión provisional en contra de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica. Ante las severas críticas del Presidente en contra del juez, a quien incluso pidió investigar, el ministro presidente pidió respeto al trabajo del juzgador y a la independencia de la Corte.

Por esos antecedentes, sería de esperarse que Zaldívar salga a rechazar esa ampliación de su mandato a todas luces arbitraria, y que anularía uno de los únicos contrapesos reales al Poder Ejecutivo y al estilo personal de gobernar de AMLO, quien fustiga sistemáticamente a los órganos constitucionales autónomos.

Muchos esperábamos que lo hiciera el viernes pasado, pero el presidente de la SCJN se mantuvo en silencio. Por el bien del país y de la vida institucional de México, ojalá Zaldívar salga hoy a repudiar el “Bonillazo” que le quieren imponer y que pone en riesgo su reputación, prestigio y credibilidad.
 

Temas

Lee También